Sebastián Gaggino, el argentino que creó el mouse para gamers definitivo [FW Interviú]

Conocé la historia de este gamer que, cansado de perder precisión y puntería, decidió concretar su propio e innovador proyecto.

Nadie conoce el mundo de los juegos como los propios jugadores. Pero dentro de ese extenso mundo gamer, un pequeño reducto de fanáticos y fundamentalistas de la excelencia, se desvelan pensando las mil y una formas de obtener esas preciadas milésimas de segundo que pueden significar la vida o la muerte, jueguísticamente hablando por supuesto.

En ese reducto de inconformistas e inquietos jugadores nos encontramos con Sebastian Gaggino, argentino de 28 años, técnico electrónico de carrera y diseñador CAD/CAM autodidacta. Nos enteramos de su proyecto para crear el definitivo y mejor mouse para gamers de alto rendimiento, algo que nos despertó una gran curiosidad, sobre todo viniendo de un país donde el consumo de juegos y hardware es alto pero la innovación pre fabricación, prácticamente es nula.

- ¿Cómo nació la idea del mouse gamer, en qué está inspirada y qué te movilizó a convertir el proyecto en realidad?

La idea nace en 2006. Yo juego Quake III (ahora es Quake Live) desde 1999, donde era muy importante la puntería o "aim". Desde esos inicios que una de mis grandes preocupaciones y motivo de rabia al perder, eran la puntería y precisión. En 2001 comencé a fabricar mousepads (almohadillas para mouse) artesanales con la marca Rapuch, especialmente diseñados para gamers. El diseño lo saqué de ver fotos de torneos en internet, donde en general juegan con pads de no menos de 50x40cm. Fabriqué poco más de mil pero con 18 años no me animé a invertir los US$600 que necesitaba en ese momento para producirlos de forma masiva.

Pasó el tiempo y yo seguía con prototipos de mousepads con muy poca fricción, a pesar de que ya utilizaba teflón para fabricarlo. Mientras, veía el éxito que tenian Everglide, Allsop y Dkt vendiendo sus mousepads enrollados en un tubo, decidí hacer una serie de stickers autoadhesivos gruesos de teflón "Rapuch iteck A" (sólo vendí unos pocos a un reseller de gaming) que reemplazaban a los originales. Nuevamente no lo impulsé bien y vi como el mercado de Hyperglidez fue un boom, a tal punto que luego las productoras de mouses importantes (Microsoft, Logitech, Razer) decidieron vender sus mouses con las patitas de teflón incorporadas. Luego de hacer prototipos de mousepads de teflón y sin mucho éxito, decidí materializar mi idea de un mouse con rodamientos en el 2006, convencido de que no existía nada igual y con esperanzas de que mi idea iba a funcionar, lo pensé friamente y me decidí a arriesgar una inversión. Comencé a invertir, primero con créditos personales que me cobraban hasta un 25% de interés anual, estuve haciendo prototipos y luego de 2 años de trabajo y mucha investigación decidí armar un taller/laboratorio adecuado para el desarrollo e invertí Us$15 mil en maquinaria. La compra más importante fue una fresadora CNC (Control Numérico Computarizado) de US$10 mil, infraestructura (lugar y potencia eléctrica) y herramientas. Estuve 2 años más hasta crear el primer prototipo funcional y otros 2 años (y otros US$15 mil) haciendo pruebas de vida útil de los rodamientos, para asegurar un producto terminado y confiable.

- ¿Tenías experiencia en desarrollo o diseño de productos o industrial? ¿Estudiaste o sos autodidacta?

Mis padres fueron industriales de toda la vida y yo fuí creciendo con esa formación que mezcla actitud emprendedora, conocimientos técnicos y el uso del ingenio y sentido común. De chico tuve acceso a la computadora e internet y además me compraba herramientas y mantenía un taller muy chico en el garage de mi casa. Estudié y me recibí de técnico electrónico en un colegio industrial en el 2002. En ese momento conocí el CATIA (la herramienta de diseño industrial más importante del mundo) por recomendación de mi padre. Seguí utilizándolo hasta el día de hoy y todo el aprendizaje fue en base a ser curioso, probar y leer tutoriales de ayuda. El aprendizaje más fuerte para mí fue poder volcar todo lo que diseñaba con la PC en prototipos tangibles y finalmente un producto confiable y listo para el mercado. Cabe destacar que desde los 7 años tuve PC y desde los 16 acceso a internet, por lo tanto el acceso a la información (casi toda en inglés) y el uso de herramientas informáticas jugaron un rol importantísimo en mi etapa de formación y aprendizaje, obviamente que también las horas de Quake y Counter strike aportaron lo suyo ajajaj!

¿Sobre que plataforma desarrollaste y cómo diseñaste el primer prototipo?

Mayormente utilice el CATIA V5 (muy potente y bastante intuitivo), los módulos que más utilicé fueron CAD y CAM. Tambien utilicé la parte de planos en 2D para poder comunicarme con proveedores y talleres externos.

El desarrollo más importante fue el de los rodamientos, fue lo que más recursos consumió, tanto en tiempo como en dinero. Hice mas de 30 prototipos que fueron evolucionando hasta la forma final de producción actual. Una vez terminados los primeros 4 rodamientos funcionales armé el mouse y comencé las pruebas de exigencia y vida útil. Mejoré un poco mas el diseño (por ejemplo, los primeros rodamientos se oxidaban y reemplacé las bolitas por unas de acero inoxidable) y ahí comencé con la primera producción de rodamientos (semi automatizada). Después me concentré en aplicarlos al mouse, ahí hice uso intensivo de la fresadora CNC, y muchas horas de dedicación. También aprendí las bases de manufactura rápida (moldes de caucho de silicona y coladas de poliuretano). Lo último fue realizar una producción mínima (40 kits) para lanzamiento y promoción.

- ¿Que te gusta y que no te gusta del diseño tecnológico en Argentina?

No me gusta que cueste tanto conseguir insumos y herramientas. Por ejemplo, la fresadora CNC que yo tarde casi 3 años en pagar, en Estados Unidos se puede conseguir con 4 o 5 meses de trabajo. Otro ejemplo son los insumos de alta tecnología. En Estados Unidos se consiguen 50 tipos distintos de cauchos de silicona y 100 tipos distintos de poliuretanos de ingeniería, mientras que en Argentina hay 6 o 7 tipos de silicona y sólo 2 de poliuretanos (si, dos).

Lo que SI me gusta, es que hay poco R&D (investigación y desarrollo) y siento que soy de los pocos afortunados que tienen acceso a desarrollo de forma tan directa. Y por otro lado es un país hermoso y mis seres queridos viven en Argentina.

Ver en YouTube

- ¿Tenés en mente algún otro proyecto nuevo en forma independiente o preferirías, en caso de existir la oportunidad, trabajar para una empresa grande?

Me gustaria trabajar con empresas grandes por que tienen muchos recursos (humanos y materiales), sin embargo no me gusta cuando limitan la creatividad en pos del rédito economico, Muchas empresas limitan a sus empleados, hay una gran distancia entre los que toman decisiones y los subordinados. A mi me gusta ser libre y tomar decisiones con entusiasmo. Por eso intento que la gente se involucre como pueda, este proyecto es muy abierto, hay publicadas fotos de todo el desarrollo, hasta fotos de planos (NdR: Se pueden ver en su perfil personal de Facebook). Todo aquel que participe, por más que solo recomiende ver el video del mouse en mi sitio creates.cc, para mi forma parte del proyecto y es un brazo más que empuja.

Este producto recién comienza a dar sus primeros pasos y tiene mucho por delante, por eso no es cerrado sino que quien quiera participar de forma activa tiene las puertas abiertas. Tengo mucho entusiasmo, ideas y ganas de explotar la creatividad. Creo que la creatividad es una caracteristica muy estimada pero poco retribuida.

- Desde tu experiencia ¿Qué le recomendarias y desaconsejarías a alguien entusiasmado con desarrollar productos o invertir sus ahorros en un proyecto que no le será rentable en el corto plazo?

Que trabajemos juntos!! Jeje. Hablando más en serio, les aconsejo que arriesguen, probablemente no sea rentable al instante, pero la gente valora mucho la audacia y el ingenio y retribuye con su atención y tiempo al proyecto. La conexión con la gente y ver su entusiasmo es el mejor combustible para seguir avanzando y llegar a la etapa de recuperar lo invertido.

 

Sebastián decidió apuntalar su proyecto, en esta etapa más relacionada con lo comercial, desde el sitio www.xgaming.com.ar, desde donde se podrá adquirir su modelo así como también contactarse con él por cualquier tema relacionado con el diseño o proceso de realización de su proyecto gamer.

powered byDisqus