Rock del bueno: USA, Perú, Italia y Brasil miran a Chile para fortalecer sus startups

Hoy, Chile se destaca por su compromiso con crear un polo de innovación y emprendimiento de clase mundial en el país y son otras banderas las que nos observan y buscan replicar lo que hemos hecho

Si miras la historia colonial de Chile, es fácil identificar una o dos actividades económicas que marcan siglos completos. Minería de oro en siglo XVI, hacienda agropecuaria en el XVII y vuelta a la minería en el XVIII, esta vez ya con el cobre que marca nuestra economía hasta el día de hoy. No es diferente para otros países latinoamericanos.

Es difícil establecer cuánto puede habernos marcado este régimen para nuestra vida económica republicana, pero es fácil darse cuenta de que ya no están los tiempos para nada parecido. Necesitamos probar otras cosas, saber destacarnos en áreas distintas a la exportación de materias primas, saber agregar nuevos colores a la paleta.

Hoy, Chile se destaca por su compromiso con crear un polo de innovación y emprendimiento de clase mundial en el país y son otras banderas las que nos observan y buscan replicar lo que hemos hecho. La prestigiosa The Economist bautizó el ecosistema chileno como el “Chilecon Valley”: el nombre de Chile se ha posicionado en el mapa internacional de la innovación y no son pocos los que se preguntan “¿cómo lo hizo Chile y cómo lo puedo hacer yo?”

Hace algunos días, llegó a nuestras manos una carta firmada por tres senadores norteamericanos, dirigida a la directora de la Comisión Para Emprendimiento y Pequeños Negocios del Senado de Estados Unidos. En esta carta, los senadores alertan sobre cuánto posicionamiento ha perdido Estados Unidos entre los países que apoyan a startups, y luego menciona a Chile como “uno de los países que agresivamente está compitiendo con Estados Unidos en el apoyo a emprendedores (...) Start-Up Chile demuestra cuán lejos están dispuestos a ir otros países para crear ambientes emprendedores”. También comenta, con alerta, que aproximadamente el 20% de los emprendedores de este programa vienen de Estados Unidos (y de hecho es el 25%!).

En la misma semana, supimos que Perú se ha decidido a crear un fondo para apoyar startups. Hace pocos días recibimos los brasileños que están afinando los últimos detalles del programa con que Brasil beneficiará s sus emprendedores globales, y también recibimos noticia de que el caso de Start-Up Chile fue recomendado como “buena práctica” en un informe de la Task Force del ministerio de economía italiano que busca reactivar la economía de las startups en ése país.

Para nosotros, esta es una alegría inmensa. Algunos dicen “Cuidado! Menos emprendedores globales vendrán a Chile si sus países les ofrecen oportunidades!” pero para nosotros todas estas noticias no son alarmas, si no que rock y del bueno! Nosotros queremos aportar nuestro grano de arena a un planeta lleno de emprendedores, donde cada uno sepa que puede crear soluciones que cambien a diario la vida millones de personas. Nada puede alegrarnos más que saber que otros países están buscando cómo sumarse a esta fiesta del emprendimiento global.

Chilenos, es hora de ponerse pantalones largos y sonreír con confianza, porque el mundo está mirando. Únete a la revolución emprendedora aquí mismo, en tu querido Chile, a la vuelta de la esquina.

powered byDisqus