Netflix adopta plan de la 'píldora envenenada' para protegerse de agresivo inversionista

Carl Icahn compró el 9,98% de Netflix la semana pasada y es reconocido por tratar de tomar agresivamente el control de las empresas donde se involucra.

El multimillonario estadounidense Carl Icahn compró la semana pasada el 9,98% de Netflix, lo que causó que el valor de las acciones de la empresa subieran un 14% en Wall Street. Lo relevante es que Icahn es reconocido como un inversionista que trata de tomar agresivamente el control de las empresas en las que se involucra.

Evidentemente, este hecho incomodó a los accionistas de Netflix, quienes temen que Icahn aumente su participación en la empresa para controlarla y posteriormente venderla a otra compañía como Amazon, Microsoft o Google, como el mismo reconoció en una entrevista a las pocas horas que se dio a conocer la noticia de su adquisición.

Para evitar esta posibilidad, el directorio de Netflix implementó un plan para los nuevos accionistas diseñado para proteger a la empresa ante Icahn o cualquier otro que el directorio crea que "no tienen los mejores intereses para Netflix o sus accionistas". Este plan es frecuentemente apodado como la 'defensa de la píldora envenenada'.

El plan entra en funcionamiento si un inversionista compra más del 10% de la empresa, lo que activa una cláusula para que cualquier otro accionista pueda adquirir más acciones, así el mercado se inunda con éstas, las que aumentan de precio y hacen poco atractiva la empresa para el potencial comprador.

¿Qué opinas de este plan? ¿Debe Netflix seguir siendo una empresa independiente, o estaría bien que se vendiera a otra compañía?

Link: Netflix enacts 'poison pill' shareholder plan to challenge new investor's plans to sell the company (The Verge)

powered byDisqus