Maniquís biónicos espían a los compradores en las tiendas

Una empresa italiana vende maniquís con cámaras en los ojos y software de reconocimiento facial para crear perfiles de los clientes de una tienda.

En la película Minority Report había un sistema en las tiendas que leía la retina de los clientes que entraban, y hacía que los carteles publicitarios ofrecieran productos a las personas llamándolas por su nombre. Algo quizás menos directo pero igual de escalofriante están probando algunas tiendas de modas, usando maniquís biónicos.

Según reporta la agencia Bloomberg, cinco compañías del ámbito del lujo (que no fueron nombradas) han comprado algunas unidades de maniquís creados por la firma italiana Almax Spa, que vienen con un sistema llamado "EyeSee" que permite observar a los clientes en la tienda a través de una cámara en los ojos del muñeco, que integra además software de reconocimiento facial.

El sistema registra el género, edad y raza de quienes pasan frente al muñeco, que tiene un costo de 4.000 euros (USD$5.130).

La idea es registrar información para personalizar su oferta a los clientes, creando perfiles de ellos. Aunque hay sistemas similares que funcionan usando las cámaras de seguridad, instalar cámaras en los maniquíes sería más efectivo debido a que están más cerca de las personas y captan su atención - la gente los mira.

Estos maniquíes salieron a la venta en diciembre del año pasado y ahora se están usando en Europa y Estados Unidos, y según dice Bloomberg, gracias a ellos una tienda descubrió que los hombres que compraban durante los dos primeros días de un periodo de descuento gastaban más que las mujeres. Otro comenzó a vender ropa de niños después de descubrir que muchos pequeños visitaban la tienda con sus padres en la tarde, y otro descubrió que recibía muchos clientes asiáticos después de las 4 pm, poniendo así anfitrionas que hablaran chino en la puerta a esa hora.

Si bien la información puede mejorar la experiencia de compra de los clientes, no deja de dar miedo que un maniquí te esté observando. No es algo que uno esperaría. Las cosas se vuelven todavía más espeluznantes considerando que Almax pretende agregarle a sus maniquís también un sistema de reconocimiento de palabras, permitiéndole escuchar y entender lo que dicen los clientes.

Link: Bionic Mannequin Spy on Shoppers to Boost Luxury Sales (Bloomberg)

 

powered byDisqus