Google Francia enfrenta multa de US$1.300 millones por incumplimiento fiscal

Estaría girando ganancias de Francia y otros países europeos, hacia Irlanda, donde la carga fiscal es mucho menor que en otros países de la comunidad europea.

La filial francesa de Google podría ser condenado a pagar US$ 1.300 millones a la IRS (Dirección General de Finanzas) por incumplimientos en sus obligaciones tributarias durante el período 2011.

Desde hace varios meses que la IRS investiga los ingresos económicos de Google en el país galo, donde llamativamente, la empresa estadounidense sólo declara 138 millones de euros como ingresos de 2011, en relación a otros países europeos donde sus filiales han declarado por encima de los miles de millones de euros, sus ingresos para el ejercicio fiscal del año pasado.

Google negó la acusación y declaró que a pesar de que la empresa, como tantas otras, utiliza "estrategias de optimización fiscal", siempre ha declarado su conformidad con la ley tributaria francesa.

La noticia se conoció a través de una investigación encabezada por el semanario francés Le Canard Enchainé, un medio que posee un historial de prestigiosas investigaciones. Este medio accedió a una carta que la IRS le envió a Google con la condena y obligación de pago de las multas fiscales mencionadas.

La principal sospecha del medio francés es que Google estaría girando la mayor parte de los ingresos generados en Francia a su sede europea en Irlanda, donde el impuesto a las sociedades es del 12,5%,  el más bajo de toda la Comunidad Europea.

Para esto, cruzó los números de ingresos y ganancias de Francia e Irlanda, obtenidos durante 2011 por la gran G, y los resultados fueron los siguientes:

Ingresos en Francia en 2011: € 138 millones
Ingresos en Irlanda en 2011: € 12,4 mil millones
Ganancias en Irlanda en 2011: € 9000 millones
Impuestos en Francia en 2011: € 5,5 millones
Impuesto estimado para el año 2011 en Francia, según la IRS: € 150 millones

Google posee unos pocos cientos de empleados en Francia, donde sólo maneja áreas de soporte y canales de venta pero atendiendo a otros paises de Europa.

Según la ley francesa, a partir de la investigación del semanario local, los contratos y facturas de pago con clientes irlandeses que firmó Google Francia están redactados en francés, además de poseer una cláusula atributiva de competencia ante tribunales galos, lo que significa para la ley de ese país que "es un contrato francés".

Después de esta acusación, un portavoz de Google se comunicó con la agencia de noticias francesa AFP para informar que "Google no ha recibido una notificación de ajuste de impuestos de la Agencia Tributaria francesa. Vamos a seguir cooperando con las autoridades francesas, como lo hemos hecho hasta ahora. Google cumple con todas las leyes del país en el que opera la empresa, y con la legislación europea".

Esta investigación parece ser el comienzo de una ola de intimaciones fiscales ya que Francia no es el único país de Europa donde Google opera ofreciendo productos y servicios y facturando en nombre de la filial de Irlanda, sospecha que se justifica en los increíbles ingresos que se declaran en este país.

Pero no tiremos a Google en la hoguera. Al parecer, no es la única compañía que opera de esta forma para "optimizar sus finanzas". Tanto Apple como Amazon y Facebook también han sido acusados ​​de incumplimiento fiscal en Francia, sólo que de momento no han sido hechas públicas las intimaciones.

Link: Google France Faces Fine of  $1.3 billion for tax noncompliance (techcrunch)

powered byDisqus