Estadounidenses suben su voto a Instagram, arriesgan irse a la cárcel

Fotografiar el voto está prohibido.

Como se sabe, hoy son las elecciones en Estados Unidos, donde se elegirá como próximo presidente del país a Barack Obama (demócrata) o a Mitt Romney (republicano). Lo que no muchos parecen saber, sin embargo, es que no se le puede tomar una foto al voto. Esto ocurre en EE.UU. y en prácticamente cualquier país democrático donde se realicen elecciones.

La razón es la siguiente: Un candidato puede ofrecer comprar el voto de un elector. El candidato podría pagarle a la gente (o, alternativamente amenazarla con un despido o una golpiza), pero no tendría cómo comprobar que la persona efectivamente votó por él, a menos que el elector le tome una foto a su voto. Para garantizar entonces que no habrá compras de votos, fotografiarlo está prohibido.

Aún así, en Estados Unidos comenzaron a aparecer varias imágenes de los sufragios en Instagram, de gente que aparentemente sólo buscaba mostrar su preferencia a sus amigos en las redes sociales. En Chile, para las elecciones municipales ocurridas hace dos semanas también hubo un caso de una chica que se fue detenida por la policía por fotografiar su voto y subirlo a Twitter.

Lo de fotografiar el voto es un asunto que cada vez se hace más difícil de controlar, ya que prácticamente todos andan ahora con una cámara en el bolsillo al ser dueños de un celular. También la irrefrenable tendencia de compartir todo lo que uno hace minuto a minuto nos está pasando la cuenta: no es necesario publicar una foto del voto, basta con manifestar de palabra cuál es la preferencia de uno, si es que tenemos la necesidad de hacerlo.

Corre para todos los que vayan a votar en los próximos meses.

Link: If you want to stay out of jail, don't Instagram your ballot (AllThingsD)

powered byDisqus