Microsoft Surface RT a primera vista

Me trasladé hasta la tienda que tiene Microsoft en Bellevue, a pocos kilómetros de su campus en Redmond, para ver el nuevo dispositivo.

Aunque el Surface de Microsoft ha dado mucho que hablar, pocas unidades han traspasado las fronteras de Estados Unidos para poder echarles un vistazo. Esperando para la conferencia Build que comienza mañana, me trasladé hasta la tienda que tiene Microsoft en Bellevue, a pocos kilómetros de su campus en Redmond, para ver el nuevo dispositivo.

En el lugar había bastante público y la estrella del show era el Surface (a USD$499). Múltiples aparatos estaban instalados sobre varias mesas, y las personas podían probarlos y jugar con ellos, navegar por internet, tomar fotos, o consultar a los asistentes que circulan por la tienda con camisetas de colores "metro".

A primera vista se nota que el Surface está muy bien construido. Se ve sólido y resistente, con terminaciones bien hechas donde todo calza bien. El Surface incluye un pedestal que cierra y abre perfectamente, sin que sobresalga ninguna pieza o que no quede bien ajustada a donde tiene que ir.

La pantalla responde extremadamente bien al tacto, aunque es muy brillante. En la tienda podía molestar el reflejo, así que puede ser un punto a considerar si queremos usar el equipo para leer, por ejemplo. Por cierto, esto es un "a primera vista", y tendría que poder usar el equipo algo más de tiempo para poder corroborar cuán molesto puede ser.

El dispositivo pesa alrededor de 680 gramos, y no se siente para nada pesado. Una vez cerrado el pedestal y puesto el cobertor/teclado, queda compacto como cualquier tablet, para trasladarlo en el bolso.

Por los costados, el Surface tiene un puerto USB 2.0, ranura para tarjetas microSD, salida para audífonos, salida micro HDMI, y controles de volumen. En la parte de arriba además están los parlantes y el botón para encender o apagar el equipo.

Conector

Microsoft optó por un conector propietario para cargar el dispositivo. El conector es el que se ve en la foto de arriba, que aunque encaja bien, puede costar un poco ponerlo en el agujero que corresponde. Más allá de eso, lo ideal sería que todos los tablets usaran conectores iguales y así nos ahorraríamos tantos cables. Pero bien, Samsung tiene su conector, Apple tiene su conector, y ahora Microsoft también tiene uno propietario.

Teclado

Lo que se ve arriba es lo que conecta a la pantalla con el Touch Cover o Type Cover (del que hablaré en un momento). Cuando lo miré, pensé que podría resultar algo difícil hacer calzar las dos piezas como puzzle, pero luego acerqué la pantalla al teclado y ¡TAC! se unieron prácticamente solos. El sistema usa imanes bastante fuertes, es como si sostuvieras un buen iman a un centímetro del refrigerador y lo soltaras, y que éste se pegara igual en lugar de caer al suelo.

Como sea, el sonido "tac" que aparece en el comercial oficial no es un invento. De verdad suena así cuando se conecta el teclado.

En la imagen se pueden ver los dos tipos de teclados disponibles para el Surface. El de arriba es el "Touch Cover" (USD$120, se vende por separado) y el de abajo es el Type Cover (USD$130, por separado). Como se ve a simple vista, el de abajo tiene teclas, mientras el de arriba no.

El Touch Cover reconoce la presión de tu dedo sobre la tecla específica, pero aunque los bordes del botón están ligeramente marcados, éste no se hunde. Esto resulta un poco confuso al escribir. Para que funcione bien hay que presionar correctamente la letra que queremos, y a veces por ir más rápido - como estamos acostumbrados a escribir normalmente - el teclado no reconoce lo que quisimos apretar. Esto provoca muchos errores en el texto. Esto no quiere decir que el Touch Cover sea totalmente descartable - aunque no es el teclado más práctico, es mejor que escribir sobre la pantalla táctil, donde no hay noción de qué letras estamos apretando si no miramos el teclado.

Por otro lado, Type Cover funciona muchísimo mejor y es más práctico a la hora de escribir. Aún así, también requiere algo de acostumbramiento al uso del mismo, ya que el teclado se siente un poco pequeño y no es raro pasar a llevar la letra de al lado.

Ambos teclados incluyen un pequeño trackpad y botones. Nuevamente en el Touch Cover resulta más raro de usar que en el Type Cover, sobre todo los botones, ya que no se hunden cuando los presionas. El uso de un trackpad debería reducirse con la presencia de la pantalla táctil, donde al final resulta más fácil levantar la mano y deslizarla a donde queramos ir en lugar de mover el cursor hasta allá. Sin embargo podría resultar útil cuando estamos escribiendo, tenemos las manos pegadas al teclado, y es más cómodo mover el trackpad que levantar las manos a la pantalla.

Surface es un dispositivo BELLO, así en mayúsculas. Muchas de las propuestas de otros fabricantes se ven toscas al lado del diseño que presenta este dispositivo de Microsoft. Sin embargo, las dudas no están tanto en el equipo y su calidad de manufactura, sino en el software, que como se sabe, es Windows RT. Esta versión de Windows para ARM es más limitada, y aunque tiene un Escritorio, no puede correr programas antiguos, y esta área del software sólo abrirá apps entregadas por Microsoft (como Internet Explorer). De este modo, su utilidad y funcionalidad dependen en gran medida de las aplicaciones que estén disponibles en el equipo.

La tienda de aplicaciones es todavía pequeña en relación a sus competidores, pero si Microsoft logra que los desarrolladores creen las apps que Windows RT necesita - o al menos consigue rápido a las apps más populares -, se convertiría en una buena opción. Mientras tanto, muchos ponen sus fichas en la versión "pro" del dispositivo, que saldrá en enero y que integrará Windows 8 para chips x86.

powered byDisqus