Reparan el pico de un águila calva con una impresora 3D

El ave no podía alimentarse por si misma tras recibir un disparo en la cara el 2005 en Alaska.

El año 2005 un cazador en Alaska le disparó en la cara a un águila calva apodada 'Beauty', lo que dañó irreversiblemente el pico del ave a la altura de que no podía alimentarse por si misma.

La organización Birds of Prey Northwest (Aves de presa en inglés) cuidó del ave tras ser rescatada al borde de la muerte por inanición, debiendo alimentarla por sonda y posteriormente a la fuerza por años, por lo que un equipo de científicos, ingenieros e incluso un dentista, comenzaron a diseñar un pico sintético de nailon para reemplazar la mandíbula superior de 'Beauty'.

Para diseñar la prótesis se modeló en un programa en 3D, la que posteriormente fue fabricada con una impresora 3D y tras un arduo proceso para instalarla, 'Beauty' fue capaz de volver a comer, tomar y limpiarse por si misma nuevamente.

Si bien la prótesis no es tan segura como para que vuelvan a soltarla de vuelta a la naturaleza, de todas formas le otorga algo más de autonomía que antes no poseía, y el método podría servir como base para realizar mejores prótesis para animales salvajes en el futuro.

Ver en Vimeo

Links:
-Restoring Beauty – video (The Guardian)
-Injured bald eagle gets new 3-D printed beak (Grist)
-La fallida prótesis del águila calva (El Mundo)

powered byDisqus