Boeing 787 Dreamliner a primera vista

Volamos en el primero de estos aviones que toca el continente americano. Esta fue nuestra experiencia a bordo del avión.

Volamos en un Boeing 787 Dreamliner esta mañana, el primero de estos aviones en estar operativo en el continente americano a través de la aerolínea LAN. Pese a que nos tocó un día nublado, el avión subió sobre el cielo de Santiago de Chile, sobrevoló Viña del Mar, para luego retornar al aeropuerto Arturo Merino Benítez. Estamos preparando un video, pero por mientras, esta fue la experiencia a bordo del avión.

Lo primero que llama la atención es que el avión parece ser más espacioso de lo normal, pese a que por fuera no se ve mucho más grande que otros modelos de tamaño medio. Parte de esto se logra porque hay un arco en la entrada, lo que nos hace creer que el techo está más arriba y que no vamos a tener que andar tan apretados al subirnos. Es una diferencia que se nota, pese a que de todos modos tenemos que esperar en el pasillo a que la gente acomode sus cosas en los compartimentos de arriba (que son un 30% más amplios que los de los aviones corrientes) y encuentre su asiento.

El avión de LAN cuenta con 30 butacas Business y 217 de clase económica. Los segundos, que es donde toca viajar más seguido, están distribuidos en tres grupos de a tres, y entregan un espacio bastante razonable al pasajero. El Dreamliner se ufana de las comodidades que puede dar a los viajeros, de modo que la sensación de mayor espacio es un punto importante en la comodidad durante el viaje.

La clase Business sigue estando bastante más avanzada que la económica, de todos modos, con asientos que se reclinan completamente, plumones para los pasajeros, un separador para no molestar al que viaja al lado, un sistema de masajes para la espalda y televisores más grandes. Como la TV está más lejos y no se alcanza a tocar con las manos al estar sentados, se hace necesario utilizar un control remoto que está a un costado del asiento. El control incluye un teclado y botones para jugar videojuegos en el reverso.


El sistema de entretenimiento es igual en ambas clases, y como dato interesante, incluye un puerto USB y uno S-Video. Además el conector de audio está directamente en la pantalla, y no en el brazo del asiento. Intentamos probar el conector USB enchufando un teléfono móvil, y logramos cargarlo, sin embargo, no pudimos acceder a los archivos. Intenté lo mismo con un pendrive, y tampoco lo pudo leer.

En cuanto a los contenidos, la cantidad de juegos, películas y series está ampliada, y además se cambió el sistema de navegación. Por cierto, cabe mencionar que se cambiaron también las pantallas, y ahora reconocen bien el tacto (no hay que presionar varias veces para que la opción que quieres se ejecute). En la clase turista, está completamente pensado para usar de forma táctil, de manera que se elimina el control remoto que existía en el asiento. Esto puede cansar un poco el brazo si es que te dedicas a jugar mucho rato (jugué Bejeweled 2 mientras no podíamos levantarnos del asiento después del despegue).

Una característica que conocemos hace tiempo sobre este avión es el de sus ventanas: Son un 40% más grandes que las de un avión tradicional, lo que permite tener una mejor vista hacia afuera. Además, no tienen una "persiana" para cerrarlas, sino que "se apagan" mediante un sistema de botones. La ventana se va coloreando hacia azul oscuro cuando presionamos la parte de abajo del botón que se ve arriba, y se pone transparente cuando presionamos la parte superior. El efecto es bastante bueno.

Los baños son relativamente normales, excepto por la puerta que como se puede ver, se gira para abrirse, en lugar de funcionar como un abanico, que son las que más he visto.

Otra cosa interesante es el sistema de iluminación interna que tiene el avión, que funciona con LEDs y que en teoría se utilizaría para aclimatar mejor a las personas a zonas horarias diferentes, por ejemplo. Sin embargo, durante el vuelo de prueba estaba en modo discoteque, con luces rojas, amarillas, lila, azul, etc.

La cabina de control está llena de botones y switches de los que no entendemos mucho, pero los pilotos nos indicaron que una de las mayores diferencias es que todos los relojes que antes había en el panel fueron reemplazados por pantallas. Además, se incluyó un mouse (en realidad, un trackpad y más botones), para navegar a través de las mismas.

Los pilotos también tienen ahora un área de descanso, donde pueden dormir en viajes largos. Normalmente se apartaban asientos Business para esta función en los aviones, sin embargo, aquí se incluyó un área especial, ubicada justo tras la cabina de los pilotos.

En términos generales, el 787 Dreamliner es un avión más amplio y más cómodo para los pasajeros. Aunque no se puede ver directamente, el 50% de la estructura del avión es de fibra de carbono, los motores producen menos ruido, la cabina incluye nueva tecnología para humedecer el aire, lo que reduciría la fatiga después de un viaje largo, reduce las emisiones de CO2, y ahorra hasta un 20% de combustible en viajes largos.

Además de LAN, las aerolíneas que ya tienen de estos aviones son All Nippon Airways, Japan Airlines, Ethiopian Airlines y Air India. La compañía chilena recibirá dos más antes de que termine este año, y planea tener cinco en total en 2013.

Este avión en el que volé hoy iniciará mañana sus viajes oficiales, teniendo como primer destino Buenos Aires. LAN espera agregar Lima, Los Ángeles (Estados Unidos), Madrid y Frankfurt gradualmente como destino de estos aviones.

Les dejo algunas fotos más a continuación. Estamos preparando un video, así que manténgase atentos.

Links:

- FIDAE 2012: Boeing 787 Dreamliner por dentro
- El Boeing 787 Dreamliner tiene ventanas que se apagan
- Ahora puedes diseñar tu propio Boeing 787 Dreamliner

powered byDisqus