Zuckerberg admite que es "doloroso" ver la caída de las acciones de Facebook

Los papeles de la compañía redujeron un 50% su valor desde mayo.

Las acciones de Facebook, que salieron a la venta a USD$38 en el NASDAQ en mayo, estaban llegando a los USD$19 en las transacciones bursátiles de esta mañana en Estados Unidos. Ayer, las acciones cerraron en USD$19,87 y no parece que vaya a haber buenas noticias que impulsen los papeles hacia arriba.

Hoy se acabó el "periodo de cierre" que tenía la empresa - cuando una empresa se abre a bolsa, se le pide a los inversionistas que no vendan sus acciones por un periodo de tiempo, para prevenir que el mercado se vea inundado de acciones a la venta al mismo tiempo. Una vez que las cosas ya están más estabilizadas, no debería haber problema con que salgan a vender si les interesa.

Sin embargo, para Facebook esto resulta doloroso porque las acciones sólo han bajado de precio, y el aumento de la oferta puede hacerlas bajar todavía más.

En tanto, Mark Zuckerberg, fundador de la compañía, admitió ante sus empleados que ha sido "doloroso" observar cómo los inversionistas siguen alejándose de las acciones de Facebook, según publica el Wall Street Journal. Zuckerberg había intentado anteriormente hacer que los empleados no prestaran atención al precio de las acciones y que se enfocaran en desarrollar la red social.

Sin embargo, la admisión puede haber sido una preparación para lo que está ocurriendo ahora, que los primeros inversionistas pueden empezar a vender - aunque los empleados que tienen acciones todavía no. Los empleados podrán empezar a vender en octubre.

Para que el precio de la acción se recupere, Facebook debe convencer a los inversionistas que los datos personales de 955 millones de usuarios pueden servir mejor para generar dinero. Hasta ahora, no muchos creen que la publicidad en la red social funcione mejor que la que se puede poner en cualquier otro lado.

Links:
- Facebook investors cash out (Wall Street Journal)
- Facebook shares hit new low as lockup period ends (New York Times)

 

powered byDisqus