La tecnología y las relaciones interpersonales: ¿Cómo nos afecta?

¿La tecnología realmente puede afectar nuestro comportamiento con el entorno? Para bien o para mal, la tecnología podría estar provocando importantes estragos en las relaciones personales.

La tecnología avanza y va introduciéndose cada vez más en nuestra vida diaria. Internet, las redes sociales, la conectividad y los dispositivos móviles nos llevan a un mundo cada vez más conectado, lo que ha generado un importante cambio en nuestra forma de relacionarnos y de comunicarnos.

El uso de Internet y videojuegos desde la infancia ha hecho que las nuevas generaciones se lleven cada vez mejor con la tecnología, que lleguen a usarla casi por instinto y que manejen un amplio conocimiento tecnológico a temprana edad. Este fenómeno puede ser tanto positivo como negativo; positivo en el sentido de que la tecnología se ha vuelto un aporte en materia educativa, y negativo por el cambio que genera en la forma que tienen los niños y adolescentes para establecer relaciones con sus pares, además de los altos riesgos que se corren al exponer tanta información en la red.

Para ver las incidencias de la tecnología en las relaciones interpersonales, hablamos con la psicóloga infanto-juvenil Francisca Rodríguez, quien considera que la tecnología puede tener influencias buenas y malas en los niños y jóvenes en materia psicológica. Según la profesional, "es muy positivo que los jóvenes sepan usar la tecnología, internet y las redes sociales, porque son canales que les sirven para comunicarse, pero los padres tienen la responsabilidad de enseñarle a sus hijos el buen uso de las herramientas tecnológicas, para que sepan utilizarlas a su favor y no en contra".

Según la especialista, en algunos casos la tecnología puede afectar de manera muy negativa a los niños y jóvenes, porque puede provocar aislamiento del mundo real, debido a que pasan muchas horas navegando en internet, chateando o jugando videojuegos, y pierden parte importante del tiempo que podrían utilizar haciendo otras actividades con sus pares. Además, considera peligroso el alto nivel de exposición al que se someten los jóvenes en internet.

"He tenido pacientes que llegan a la consulta debido a la preocupación de sus padres porque no se relacionan con otros niños y jóvenes. Estos pacientes generalmente sólo tienen 'amigos virtuales', y pueden llegar a tener más de 1.000 contactos en su Facebook, pero no conocen a ninguno de ellos". Para Rodríguez este problema genera que los jóvenes tengan distintos problemas de comportamiento social que, a largo plazo pueden generar otros problemas personales como la incomunicación con el mundo real.

¿Qué pasa cuando se cae en la adicción a Internet?

Otro tema es la llamada "adicción a internet", problema que se presenta cuando las personas se vuelven completamente dependientes de la conectividad a internet y que incluso puede llevarlos a tener síntomas de angustia, ansiedad y violencia si no tienen acceso a la red, además de generar alteraciones cerebrales similares a las que genera la adicción al alcohol y drogas. Según los especialistas, esta adicción puede llevar a las personas a sufrir depresión, nerviosismo, irritabilidad, pánico y poco interés en convivir con otras personas.

Si bien en Latinoamérica este todavía no es un problema extremo, en países como Estados Unidos, China e Inglaterra se concentra una gran cantidad de casos de adictos a internet, lo que ha llevado incluso a la apertura de clínicas especializadas en el tema.

El primer caso de adicción a internet fue reconocido el año 2008 en China, y luego en Estados Unidos, donde abrieron la primera clínica para esta patología en el año 2009.

En China es el Centro de Tratamiento de Beijing el encargado de tratar al gran número de chinos que presenta este problema. Se estima que en el país hay cerca de 2,5 millones de adictos a internet, según el doctor Tao Ran, fundador de este centro médico.

En su mayoría los pacientes son jóvenes entre 18 y 36 años, quienes son internados por sus padres para curar este trastorno. Hasta ahora esta clínica cuenta con unos 1.500 pacientes y tiene un 70% de éxito en sus tratamientos, que consisten en jornadas de entrenamiento físico y deporte, además de sesiones de relajación que son coordinadas por psicólogos y psiquiatras.

Los ingleses también están tratando el problema mediante la creación de una clínica para niños adictos a internet. Se trata de una clínica abierta en el hospital privado Capio Nightingale, ubicado en el centro de Londres. En esta clínica se atiende a pacientes de entre 12 y 15 años, teniendo terapias personalizadas para cada paciente.

El objetivo principal de este tratamiento es aumentar la autoconfianza de los adolescentes en los encuentros reales por sobre lo virtual. Además, se ayuda a los jóvenes a manejar la energía y excitación provocada por largas jornadas jugando en el PC y con consolas.

Si hay algo que recordar es que la tecnología utilizada adecuadamente, puede tener un montón de utilidades, tanto educativas como comunicativas, e incluso acercarnos a nuestros amigos y/o familiares que se encuentran en otro lugar. Sin embargo, si la tecnología no es bien utilizada, puede ocasionar aislamiento, falta de comunicación y otros graves problemas.

¿Qué opinas de esto? ¿en qué aspectos es positivo y negativo el uso de la tecnología en nuestra vida diaria?

Links:
- Duros tratamientos para los adictos a internet en China (El Siglo de Torreón)
- Abren clínica para niños adictos a Internet en Londres (RT.com)

powered byDisqus