Crisis en el hotel Habbo: Aparentemente está lleno de sexo virtual

Detrás de los globos de colores hay personas que aparentemente buscan a menores de edad para fines peligrosos.

Habbo es un hotel virtual donde avatares pixelados que parecen Lego pueden conversar y explorar el hotel. Existe desde el 2000 y actualmente está presente en 150 países, incluyendo a Chile, Colombia, Perú, Argentina, Venezuela, España y otros. El hotel está orientado a adolescentes mayores de 13 años, y la idea es que los usuarios puedan conocerse y pasarlo bien sanamente dentro del sitio.

Sin embargo, una investigación hecha por Channel 4 en Inglaterra destapó que en realidad, gran parte del interés dentro de Habbo está en el cibersexo entre lo que parecen ser menores de edad - pero que bien podría ser una plataforma para abusadores sexuales, creadores de pornografía infantil y otros criminales que buscan aprovecharse de jóvenes.

Mientras en inglés las salas populares llevaban nombres como "sexy stripclub" o "naughty nightclub", ingresando a la versión en español nos encontramos con salas como "chic@s sexys" o "amor en camas", una sala donde literalmente hay camas, con avatares acostados en ellas.

El reporte de Channel 4 describe cómo los textos inapropiados, caricias y besos aparecen en burbujas flotando sobre los avatares. Lo más peligroso es que hay personas que piden a los chicos sus correos electrónicos, preguntan si tienen una webcam para conversar por videochat, para intentar algo fuera del mundo virtual de Habbo.

Lo cierto es que el asunto ha tenido alto impacto para el hotel virtual. Después de que se hiciera conocida esta situación, el grupo 3i, dueño del 16% de Sulake, la empresa detrás de Habbo, decidió vender su participación en la compañía.

También tiendas que vendían gift cards de Habbo, que permiten acceder al dinero virtual usado en el sitio para comprar bienes virtuales, dejaron de venderlas.

Sulake es una empresa finlandesa y es la responsable de Habbo. En 2011, la compañía registró ventas por USD$78,7 millones. La compañía dice que emplea a 225 moderadores que monitorean 70 millones de líneas de chat que se escriben día a día. Claramente la moderación no da abasto.

Ante este problema, el hotel tomó la determinación de "enmudecer" a todo el mundo dentro del juego - incluyendo las versiones en español-, de modo que los avatares ya no pueden hablar. En lugar de los textos eróticos, ahora aparecen burbujas que dicen "...". No se sabe cuánto tiempo se mantendrá esta medida, y qué va a hacer Sulake para tratar de salvar esta situación.

Es probable que las conversaciones peligrosas se haya extendido por bastante tiempo, sin que los padres sospecharan nada raro mientras sus hijos jugaban en el Habbo hotel. Como siempre, lo recomendable para cualquier padre es averiguar de qué se trata lo que están haciendo los niños. Aunque el hotel está lleno de globos, ponies y colores brillantes, no todo es lo que parece.

Links:
- Habbo
- Habbo Hotel: NSPCC urges government and technology industry to act (The Guardian)
- Striptease and cyber sex: my stay at Habbo Hotel (Channel 4)

powered byDisqus