Es hora del reloj inteligente

Muchos dejamos de usar relojes porque vemos la hora en el celular, pero ahora es el celular quien está reviviendo los relojes de pulsera.

Muchos dejamos de usar relojes porque vemos la hora en el celular, pero ahora es el celular quien está reviviendo los relojes de pulsera. Así como los soldados de la Primera Guerra Mundial se dieron cuenta que era mucho más práctico tener un reloj de pulsera que un reloj de bolsillo, muchos estamos esperando tener una pequeña pantalla inteligente en nuestra pulsera, sin tener que recurrir siempre a esa otra pantalla inteligente en nuestro bolsillo — y no sólo para ver la hora.

Siempre que veía esas firmas al final de un correo indicando que había sido “Enviado desde mi BlackBerry” (reemplazar por iPhone, Android, Nokia o el fabricante que se les ocurra), me parecía aburrido que te encasillara inmediatamente en alguna de esas tribus. Por lo que desde el principio modifique la firma automática de mi celular para que dijera “Enviado desde mi reloj Casio” simplemente para sacarle una sonrisa a alguien. Pero fui yo quien terminó sonriendo al ver como una de cada cinco personas me responde interesada en saber cómo conseguí enviar un correo desde mi reloj. Luego de explicar que es sólo una broma, con más de alguno he terminado en un intercambio de correos sobre lo práctico que sería realmente poder tener un reloj inteligente.

Una de esas personas fue el emprendedor argentino Wences Casares, quien me dijo que aunque había probado algunos modelos, seguía esperando la llegada de un verdadero reloj inteligente ya que en sus propias palabras “mirar el reloj está mucho más socialmente aceptado que mirar el teléfono”. Claro, nadie te va a mirar feo si revisas discretamente tu reloj para ver rápidamente que mensajes entran, o si durante una reunión cancelas una llamada sin siquiera sacar el teléfono de tu bolsillo.

Aunque algunas compañías llevan décadas presentando gigantescos relojes que sintonizan canales de televisión, realizan llamadas o toman fotografías, finalmente estamos empezando a ver relojes que realmente nos atreveríamos a utilizar en público, a precios razonables y con tecnologías que resuelven varios de los problemas que han impedido su existencia en el pasado. Las marcas del mundo están empezando a presentar “smartwatches”, la traducción literal de relojes inteligentes: Una pantalla que llevas en tu pulsera, que se conecta al teléfono inteligente que ya llevas en tu bolsillo y te permite controlar y acceder a sus funciones.

 

Casio GB-6900

Quizás el menos “inteligente” de los relojes inteligentes, pero fue el primer reloj en introducir la principal tecnología que va a permitir la existencia de este tipo de relojes: Bluetooth 4.0, también conocido como Bluetooth Low Energy (BLE). Ya que el reloj debe estar constantemente conectado inalámbricamente al celular, esto podía agotar rápidamente la batería del reloj. Mientras estamos acostumbrados a cargar nuestros celulares todas las noches, nadie quiere más encima tener que preocuparse de hacer lo mismo con su reloj. BLE usa tan poca energía, que Casio promete una duración de batería de hasta 2 años. Parece un reloj común y corriente, pero tiene una pequeña pantalla alfanumérica en blanco y negro que te permite leer los mensajes que recibes en tu celular o ver quien te está llamando, así como sincronizar automáticamente la hora con tu teléfono.

Disponibilidad: Marzo 2012.
Precio: US$299.

 

Sony LiveView y SmartWatch

Estos dos modelos de relojes inteligentes de Sony tienen múltiples funciones cómo desplegar emails, mensajes de texto, fotos y videos, contestar o cancelar llamadas, revisar tu agenda, controlar la reproducción de música, así como poder instalar cientos de aplicaciones más para usos específicos. Están basados en Android, lo que los hace increíblemente personalizables, pero lamentablemente sólo se conectan con teléfonos Android (aunque no sólo de Sony), y tienen Bluetooth 3.0 — por lo que vas a tener que acordarte de cargarlo cada 4 días.

Disponibilidad: Octubre 2010 (LiveView) y Abril 2012 (SmartWatch).
Precio: US$40 (LiveView) y US$149 (SmartWatch).

 

i’m Watch

Se autodenominan el “primer smartwatch” con una amplia colección disponible en múltiples colores y materiales. Es de los más grandes, pero también de los más capaces. Basado en Android al igual que los relojes de Sony, pero a diferencia del anterior permite realizar llamados directamente en el reloj con su micrófono y manos libres incorporados, así como conectarse con cualquier marca de teléfono inteligente. Lamentablemente todo esto significa que tiene la menor duración de batería, teniendo que recargarlo cada 24 horas.

Disponibilidad: Enero 2012.
Precio: Desde US$349 (aluminio) hasta US$19.999 (oro blanco y diamantes).

 

Pebble

El más esperado y mi favorito personal. Es un proyecto independiente que ha generado tanta expectativa que en su primera semana de anuncio ha generado más de US$10 millones en preventa. Aunque su pantalla es blanco y negro, usa la tecnología e-paper (al igual que el Kindle), lo que te permite leerlo a plena luz del día sin problemas. Tiene su propio sistema operativo optimizado para ser reloj (a diferencia de Android, que es un sistema operativo de celulares adaptado para relojes), funciona tanto con Android como iPhone y tiene Bluetooth 4.0 por lo que requiere ser recargado una vez por semana. Muestra tus correos, llamadas entrantes, mensajes de Facebook o Twitter, pronóstico del tiempo, así como su propia App Store para extender su funcionalidad cómo por ejemplo ser notificado cuando se acerca el bus que quieres tomar.

Disponibilidad: 2013.
Precio: US$150.

 

Nike+ FuelBand

Lo reconozco, no es un reloj inteligente. Pero lo menciono para hacer un pedido: ¡Por favor que alguien libere todo el potencial de este reloj! En realidad el FuelBand es un dispositivo de Nike para medir tu actividad física día a día. Tiene una pequeña pantalla con 120 luces LED que permiten presentar letras, números y gráficos sencillos. Liviano y muy cómodo, lo he estado usando estos últimos meses, aunque solo me presenta la hora, cuantos pasos he caminado y cuantas calorías he quemado. Pero tiene Bluetooth 4.0 y se conecta con el iPhone, por lo que personalmente estoy esperando que algún hacker bondadoso en algún rincón del mundo lo modifique para desplegar al menos quien te llama y los mensajes entrantes. O quizás hasta la propia Nike lo haga en una próxima actualización de firmware — al menos ya anunciaron que quieren abrir la API. Soñar es gratis.

Disponibilidad: Febrero 2012.
Precio: US$150.

powered byDisqus