14 cambios en la sala de clases desde que empezó a incorporar tecnología

Los tiempos cambian y las formas de hacer las cosas también ¿Tú que hacías cuando eras joven?

¿Recuerdan lo felices que éramos cuando niños? La vida era mas simple, nuestras madres preparaban almuerzos sanos y nutritivos, las caricaturas tenían una trama larga e interesante y la escuela era el mejor lugar para jugar con los amigos y hacer travesuras.

Pero los tiempos han cambiado, aquellos maestros estrictos que pegaban con una regla o que castigaban pasándonos al frente de la clase ya son una especie en extinción y es que la tecnología lo ha cambiado todo. Quienes tengan 30 años o más recordarán lo difícil que era hacer una tarea de investigación, lo complicado de conseguir el mapa de Tanzania, Filipinas o Nueva Zelanda en la papelería de la esquina, ya no digamos encontrar la monografía de la Reina de Dinamarca o del archiduque tercero de Pepeslavia.

Recordando que esta semana se celebró el día del maestro en México, haremos un pequeño listado de las cosas que usábamos y hacíamos cuando éramos jóvenes y que ya no existen pues han sido reemplazadas por la tecnología:

  • El pizarrón blanco

Este puede parecer un avance tecnológico insignificante pero la realidad es que no lo es. El pizarrón blanco también significó la introducción de los marcadores de colores y con ellos el fin de la era del Gis o tiza. Hagan memoria y piensen en sus manos llenas de polvo blanco al pasar al frente. ¿Recuerdan a sus profesores con el suéter o chaleco llenos de manchas blancas? De verdad fue un gran avance.

  • El chismógrafo.

¿Cuántos de estos cuadernos pasaron pos sus manos? Cada página tenía una pregunta como ¿Cuál es tu color favorito? ¿Cuál es tu comida favorita? Del salón, ¿quién te gusta más? Y así por el estilo. Esa información valía oro, sobre todo si querías conquistar a alguien de tu grupo. Ahora todo está en Facebook, donde además puedes poner fotografías, videos y links a lo que sea.

  • Los acordeones.

¡Hacer un acordeón indetectable era todo un arte! Esconder las posibles respuestas para un examen en una pieza de papel, pintado en un brazo, escondido debajo del pupitre (o debajo de la falda). Ahora todo cabe en una nota del smartphone que puedes usar siempre y cuando seas discreto.

  • Las matemáticas.

En mis tiempos no se nos permitía usar calculadora, todo debía hacerse a mano, con lápiz y en una hoja aparte. Si no podías comprobar cómo resolviste el ejercicio te lo ponían como malo. Ahora cualquier celular trae calculadora y si es Smartphone hasta es científica.

  • Las investigaciones.

Quienes tenían dinero podían comprar una costosa enciclopedia que podía tener entre 15 y 20 tomos (algunas tenían más); los que no, teníamos que recurrir a la biblioteca del colegio, a la biblioteca municipal o con algún amigo para obtener la información. Hoy Wikipedia ha facilitado la investigación tanto que básicamente el “copy-paste” se ha vuelto plaga.

  • Ir a casa de los compañeros.

Retomando esto de las investigaciones, antes uno tenía que ponerse de acuerdo con los compañeros de equipo e ir a casa de alguno para hacer una tarea, llevar libros, ir a la biblioteca, etc. Hoy gracias a Skype o Live Messenger eso se terminó.

  • Los mensajes secretos.

¿Se acuerdan de esos mensajitos que pasaban de mano en mano? ¡Cómo olvidarlos! Además de ser cuidadoso con lo que escribías debías fijarte que le profesor no te viera pasar un papelito al compañero de adelante o te podían llevar a la dirección. Los mensajes de texto fueron los primeros en acabar con esa bella costumbre, pero ahora Whatsapp es el medio preferido para mensajearse en secreto.

  • Los reproductores de discos o casette.

Mi escuela tenía un viejo reproductor de discos… pero de acetatos, no discos compactos. En aquellos días lo más portátil era una grabadora con casettes y no todos tenían una. Lo más común era tener cintas con música grabada de la radio que se escuchaba mal. Hoy el iPod y la música en MP3 es mas popular ya que el mismo CD.

  • Las maquinitas.

Arcades, maquinitas, como les quieras llamar. Los locales llenos de estos videojuegos están casi muertos; claro, aún hay lugares donde puedes encontrar un King of Fighters o Street Fighter pero son máquinas muy viejas, nada que pueda comprarse con lo que hoy podemos jugar en un PS3 o Xbox 360. Las consolas caseras acabaron con la hermosa tradición de salir pasar a jugar con tus amigos saliendo de la escuela.

  • La cámara fotográfica.

En la graduación, en los viajes escolares o simplemente por diversión, algunos llevaban su cámara fotográfica con rollo. Diría que las cámaras digitales las sustituyeron pero, particularmente en el caso de las escuelas, fueron los teléfonos celulares quienes tomaron el poder.

  • Los juguetes a escondidas.

Lo confieso, yo si llegué a llevar mis Hot Wheels a la escuela (y me robaron uno). Llevar juguetes era prohibido pero era con lo que juagábamos en el recreo. Ahora ya muy pocos llevan sus juguetes, en su lugar juegan en su celular o si pueden, con los portátiles de Nintendo o Sony.

  • La máquina de escribir.

Los trabajos se debían entregar en máquina de escribir y engargolados, no debían contener errores y si los había, se usaba Liquid Paper para corregirlos. Hoy los trabajos se entregan en una USB o si bien le va al maestro y es que la mayoría de los trabajos se mandan al profesor por correo electrónico.

  • Presentaciones al frente de la clase.

La cartulina era esencial para las presentaciones, de hecho, la cartulina, colores y los recortes de revistas y periódicos eran parte de las presentaciones al profesor. Las Laptop y Powerpoint han cambiado eso permitiendo incluso hacer correcciones dos minutos antes de pasar al frente de la clase, esto sin mencionar las iPad que son tan populares.

  • El apuntador láser.

Es cierto que no todos los maestros tienen uno, pero ya algunos son adictos a las plumas con el apuntador láser. Es eso o seguir usando la regla de madera o plástico.

¿Tienes algún recuerdo de cuando ibas a la escuela? ¿Qué hacen tus hijos ahora?

Ver en YouTube

powered byDisqus