EMI se divorcia de Grooveshark: ¿Es el fin del servicio de música por streaming?

El servicio de streaming no habría sido capaz de pagar las "tasas insostenibles" impuestas por la discográfica.

Hay períodos en los que parece que todo lo que puede salir mal, sale mal. Al mejor estilo de una Ley de Murphy. Y precisamente parece ser por eso que están pasando en Grooveshark, de los que no viene ni una buena noticia desde hace un tiempo.

EMI, la discográfica que desde 2009 mantenía acuerdo con la plataforma de música en streaming le ha dicho adiós, y al parecer no hay posibilidades cercanas de reconciliación.

Y es que tal como reseñan en CNET, EMI asegura que Grooveshark no ha cumplido con las obligaciones financieras de su acuerdo, por lo que ha decidido romper la relación y ahora batallará por recuperar todo el dinero que le adeuda.

A través de un comunicado publicado por The Verge, Grooveshark confirma la ruptura con EMI, pero asegura ha hecho frente a sus obligaciones económicas:

"Grooveshark se ha visto obligado a tomar la difícil decisión de separarse de EMI, debido a las tasas insostenibles que la discográfica ha impuesto para nuestro servicio de streaming (...) EMI se encuentra en espera de una fusión con Universal Music Group, lo que consideramos un monopolio y una violación de las leyes antimonopolio (...) Hasta la fecha, Grooveshark ha pagado más de 2,6 millones de dólares a EMI y aún así todavía tenemos que encontrar fórmulas efectivas para los pagos de transmisión en línea".

Así las cosas, lo cierto es que la plataforma de música en streaming se queda entonces sin respaldo de ninguna de las grandes discográficas, y por el contrario, haciendo frente a una demanda que interpusieran en su contra los grandes sellos musicales (Universal Music Group, Sony Music Entertainment y Warner Music Group) a comienzos de año, como entonces os contamos.

Definitivamente, el 2012 ha sido un año complicado para el Internet que conocemos: El cierre de Megaupload, la aprobación de la Ley Antidescargas en España, la sombra de ACTA y SOPA, el fin de Wupload y Fileserve... Para Grooveshark no es que sea un buen período tampoco, pues no es solo que las grandes discográficas le demandaron en enero, sino que perdió un juicio en Dinamarca hace un mes.

Sin EMI como "socio", el catálogo musical de la plataforma se resentirá, y mucho. Eso, sumado a las demandas que enfrenta con las demás discográficas no pintan nada bonito en su futuro cercano. Sin duda, una de las cosas que se nos vienen a la mente es que podemos estar ante el "principio del fin" de Grooveshark...

Y es que si a su difícil situación legal y financiera, tenemos que sumar la creciente competencia de servicios similares como Spotify, Rara.com, Deezer Rdio y otras plataformas de música en streaming: ¿Podrá Grooveshark "reinventarse" y salir de esta?

Links:
- EMI, Grooveshark's only major label, tears up contract (CNET)
- Grooveshark loses EMI contract, its last major label partner (The Verge)

powered byDisqus