Chile: Adkintun, el proyecto para medir la calidad de la banda ancha en el país

Mil sondas se instalarán en las casas de clientes de diferentes ISP de Arica a Punta Arenas, para medir la calidad del servicio entregado.

"Adkintun" es una palabra mapuche que significa mirar, observar; y es el nombre que eligió un grupo de estudiantes de la Universidad de Chile y NIC Chile Research Labs para el sistema que medirá la calidad de la banda ancha en el país, en conjunto con la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel).

"Venimos trabajando hace años en un sistema técnicamente correcto y representativo para medir internet en Chile, que los usuarios puedan entender", afirmó José Miguel Piquer, profesor de la Universidad de Chile y director técnico de NIC Chile. La idea es que el informe que se producirá periódicamente ayude tanto a mejorar la calidad del servicio entregado por los ISP, como a la transparencia del sistema. "Es enorme la cantidad de usuarios que no tiene idea de qué significa lo que está comprando", señala Piquer, apuntando a que actualmente éste es un mercado muy oscuro.

Sondas

La idea es instalar una serie de sondas (básicamente, routers modificados) en los hogares de usuarios con diferentes ISP en todo el país, para medir su conexión a internet de forma permanente. Periódicamente se entregará un informe con los resultados generales por región y por proveedor, con lo que los usuarios podrán evaluar mejor qué compañía contratar por otras razones que ya no son sólo "éste ofrece más megabits".

La instalación de las sondas se está haciendo en casas de voluntarios, que pueden inscribirse para tener un medidor. A cambio, los voluntarios seleccionados podrán "conocer los valores de sus respectivas mediciones realizadas en su equipo a través del sitio web, tales como la disponibilidad del servicio y la velocidad efectiva de la conexión".

En este momento hay 100 sondas instaladas en un proyecto piloto en Santiago, que está evaluando cómo funciona el sistema, pero se espera comenzar la próxima semana a instalar unas 1.000 sondas en todo el país. Lamentablemente habrá que esperar un año para tener los datos.

A través del sistema se medirá la velocidad local - "que debería ser full la velocidad contratada", explica Piquer -, la velocidad dentro de Chile - que también debería ser alta -, y la velocidad internacional, que normalmente es más baja porque depende de enlaces internacionales (cables submarinos). "De todos modos, uno espera tener una velocidad internacional parecida; si contraté 15 Mbps que sean 10 Mbps", dice Piquer. Esta medición se realizará chequeando la conexión hacia seis u ocho servidores que serán arrendados por NIC Chile en el extranjero.

La sonda misma es un router basado en Linux que es programable, y al que se le ha integrado software desarrollado por ingenieros y estudiantes de la Universidad de Chile.

Link: Adkintun

powered byDisqus