Raspberry Pi ya no es la computadora más pequeña, ahora apareció FXI Cotton Candy

A pesar de ser cinco veces más costosa que su rival inglesa, posee mayor conectividad, velocidad de procesador y aceleración de video.

A fines de 2011 se presentó oficialmente en sociedad el proyecto noruego FXI, a través del cual nace el principal competidor de la inglesa Raspberry Pi en este ¿futuro mercado? de las microcomputadoras.

La FXI Cotton Candy es un ordenador con aspecto de pendrive que posee un doble núcleo ARM Cortex-A9 Exynos de 1Ghz desarrollado por Samsung (el mismo que empuja al Samsung Galaxy S II), junto a un GPU ARM Malí-400.

Esta miniatura incorpora salida HDMI, Wi.Fi, puerto Micro USB y versiones con plataforma Android o Ubuntu preinstalado. También posee un cliente de virtualización para Windows, Linux o Mac.

La noticia de la FXI Cotton Candy es que ya se comenzó la producción masiva por los que se encuentra disponible para pre-ordenar y recibir a fines de marzo. Quizás, las mejoras en conectividad y la velocidad del procesador, superior a los modestos 700Mhz de la Raspberry Pi, justifiquen los US$ 199 de costo contra los US$35 de su competidora británica.

La pregunta que surge de esta noticia es ¿hace falta una costosa pantalla táctil en un All In One o en una tablet cuando podemos disponer de una velocidad de procesamiento suficiente y 100% de compatibilidad para conectar teclado, mouse y monitor de la forma y tamaño que queramos en el bolsillo de nuestra camisa?

En caso de que este tipo de lanzamientos auguren un futuro mercado de micro computadoras, alcanzaría con disponer de periféricos en algunos puntos de la ciudad como bares o centros de conferencia para poder obtener movilidad sin gastar miles de dólares en tabletas o notebooks y hacer temblar a los grandes fabricantes de dispositivos móviles.

Link: This is the "World Smallest PC's", and you can buy it now (gizmodo)

powered byDisqus