Kim "Dotcom" Schmitz: Una vida excéntrica alimentada por el delito

La historia del fundador de Megaupload no comienza junto con el sitio, sino que se remonta al año 1998 cuando fue acusado de vender tarjetas telefónicas obtenidas de manera ilegal.

En medio del golpe noticioso que significó el cierre del sitio Megaupload y la detención de sus principales directivos, no pasó desapercibida la excéntrica vida de su fundador Kim "Dotcom" Schmitz, quien se arriesga a pasar un largo período tras las rejas y al pago de millonarias multas por lucrar con la distribución de contenidos que las autoridades han definido como ilegales.

Kim Schmitz nació en Kiel (Alemania) el 21 de enero de 1974 y es, desde hace varios años, un reconocido y autoproclamado "hacker" que no ha dudado en deslizarse en la delgada línea entre lo legal y lo ilegal. Cuando sus padres se separaron, decidió mudarse con su madre a Munich, lugar en donde se crió en compañía de sus otros dos hermanos y en donde pasó largas horas intentando vulnerar la seguridad de algunos sistemas públicos y de bancos.

En el año 1994, Schmitz dió sus primeros pasos como emprendedor al fundar la compañía especializada en seguridad DataProtect. En el año 1999 dicha compañía presentó el “Megacar”, un Audi A8 que transportaba en su interior un servidor Windows NT conectado a un monitor de pantalla plana de 17 pulgadas. Todo este aparataje estaba unido a 16 módulos GSM para tener acceso a Internet de Banda Ancha, pero el alto costo que debían cancelar los usuarios sólo por la conexión a Internet hizo naufragar la idea.

Negocios oscuros

Su historial criminal se inicia en el año 1998, cuando las autoridades alemanas lo acusaron de vender tarjetas telefónicas robadas que, supuestamente, había obtenido gracias a sus contactos con diversos hackers de Estados Unidos.

Su estilo algo arrogante y el inicio de una vida llena de excentricidades fueron la principales características que lo llevaron a ser conocido por esos años, un ejemplo de lo anterior quedó al descubierto cuando se infiltró en un aeropuerto para ser fotografiado al lado de varios jets privados que se encontraban estacionados. La idea de Schmitz (conocido por esos años como Kimble) era hacer creer al público que dichos jets eran de su propiedad.

En el año 2000 Schmitz (o mejor dicho Kim Dotcom) decidió vender el 80% de DataProtect a la compañía TÜV Rheinland, esta última pasó a llamarse TÜV Data Protect y en el año 2001 se declaró en bancarrota. Con los millones obtenidos por la venta de su compañía de seguridad, Schmitz finalmente pudo comenzar a financiar su costoso estilo de vida, en donde las playas del caribe eran uno de los tantos lugares a donde arribaba en su jet privado (al parecer éste si era de su propiedad) y donde no dudaba en sacarse fotos al lado de espectaculares modelos en bikini (obviamente dichas fotos después aparecían publicadas en su sitio web personal).

En el año 2001 nuevamente se vio envuelto en problemas con la justicia luego de invertir US$ 375.000 en acciones de la compañía LetsBuyIt.com que se encontraba al borde de la quiebra. Al momento de anunciar dicha compra, Schmitz anunció una inversión de más de US$70 millones para revitalizar la compañía. Bastó dicho anuncio para que las acciones de la compañía se empinaran en un 300%, momento en el que Schmitz no dudó en poner a la venta sus acciones obteniendo de esta manera una ganancia estimada en US$1,5 millones.

Casi al mismo tiempo en que Schmitz hacía su jugada con las acciones de LetsBuyIt.com, obtuvo un crédito de US$350.000 de Monkey AG, compañía en la que nuestro amigo ocupó el cargo de Presidente del Consejo. Dicho crédito debía ser pagado a la sociedad de inversión Kimvestor AG (compañía de la que era propietario) y que, al igual que Monkey AG, terminaron en la quiebra luego de que Schmitz no pagara ni un sólo peso y desapareciera sin dejar muchos rastros.

Finalmente la justicia logró dar con el paradero de Schmitz en el año 2002 siendo arrestado en Bangkok, Tailandia, lugar desde donde fue deportado hacia Alemania en donde fue sentenciado a un año y tres meses de cárcel - pagando una multa de US$ 130.000 - luego de ser encontrado culpable del uso de información privilegiada.

En una entrevista posterior y en donde se refiere a este caso en particular, señaló que todo lo que había hecho lo hizo con la finalidad de salvar miles de puestos de trabajo, repasando a los medios al señalar que su imagen se había visto terriblemente dañada por el trato que se le dio al caso.

En el año 2003, el mismo Schmitz se declaró culpable de malversación de fondos recibiendo una sentencia de dos años bajo libertad vigilada.

Tal vez para evitar la persecución de las autoridades alemanas, Schmitz optó por establecer sus residencia permanente en Hong Kong.

MegaUpload

En 2005, Schmitz estableció MegaUpload como un servicio que permitía guardar archivos "en la nube". El usuario recibía luego una URL única que permitía a otros descargar el contenido. La historia exacta del origen de MegaUpload no está del todo clara, pero según descubrió en 2010 la revista neozelandesa Investigate [PDF], se sabe que Dotcom inscribió la empresa en Hong Kong usando un pasaporte finlandés bajo el nombre de "Kim Tim Jim Vestor".

Pese a estar basado en Hong Kong, MegaUpload no operaba allá - los usuarios con IP de Hong Kong o China eran bloqueados por el sitio. La razón de este bloqueo no está clara.

Lo cierto es que por bastante tiempo, la relación entre Schmitz y MegaUpload apareció escondida. Su nombre (como Kim Schmitz) no figuraba en el registro WHOIS y no había evidencia que lo ligara con la empresa, sin embargo, sí aparecía un sujeto llamado "Tim Vestor" ligado a la compañía, quien también aparecía como creador de otros servicios asociados, como MegaVideo. Sólo cuando Schmitz se mudó a Nueva Zelanda en 2010 se reveló que "Kim Tim Jim Vestor" era Kim Schmitz.

El nombre de "Kim Dotcom" apareció recientemente con los reclamos por el asunto del "Mega Song" y Universal.

Instalado en Nueva Zelanda, Schmitz solicitó la residencia definitiva, no sin antes ser protagonista de una nueva polémica luego de que intentase adquirir una de las mansiones más caras de la nación y que se encuentra ubicada a 30 kilómetros de Auckland.

Finalmente fueron las autoridades las que le negaron la venta de la propiedad, pero Schmitz no se dio por vencido y no dudó en arrendar la casona con tal de satisfacer sus excéntricas necesidades.

En el año 2011 Nueva Zelanda aceptó la residencia definitiva de nuestro amigo Schmitz, tal vez como una forma de retribuir las millonarias inversiones que realizó en bonos de dicho estado, sumado a las cuantiosas donaciones que realizó en el fondo creado por las autoridades destinados a la reconstrucción de Christchurch.

Una detención de película

El pasado día jueves unos 70 agentes neozelandeses llegaron a la mansión de propiedad de Schmitz y que, según algunos medios, se encontraba rodeada de guardaespaldas. Según un agente que participó en la operación, Schmitz alcanzó a activar varios mecanismos de seguridad instalados en la propiedad que cerraban la casa automáticamente, los que debieron ser desactivados por la policía.

"Mientras la policía neutralizaba los cierres, él se atrincheró en una habitación segura dentro de la casa, que los policías debieron romper para entrar", relató el detective Grant Wormland. "Una vez que obtuvieron acceso a la habitación, encontraron a Dotcom cerca de un arma que tenía la apariencia de una escopeta corta", agregó. Hacer el arresto "no fue tan simple como tocar la puerta del frente", dijo.

Realizado el allanamiento de la propiedad, las autoridades confiscaron 18 vehículos de lujo (entre los que se encontraban un Rolls-Royce Phantom Drophead Coupé y un Cadillac 1959 rosa) que pueden ser vistos en detalle en la galería publicada por nuestros amigos de Bólido (por favor vean el detalle de sus patentes).

Junto con los automóviles, las autoridades han logrado decomisar bienes valorados en US$4,8 millones, a los que se suman otros US$8 millones que se encontraban depositados en diversas cuentas de bancos de Nueva Zelanda.

Links:
- Kim Schmitz - a.k.a. Kimble, Kim Dotcom - Munich (Toytown Germany)
- Kim Schmitz (Wikipedia)
- The Owner Of Megaupload (UKHackers)
- Kim in the klink as MegaUpload sinks (Investigate Daily)
-
Merry Chrischmitz, or Merry Hell?(Investigate Magazine - PDF)

powered byDisqus