Demanda de divorcio exige desmantelar apartamento decorado como nave de Star Trek

La mujer de Tony Alleine quiere que el apartamento vuelva a tener un aspecto normal para venderlo y repartirse el dinero cómo parte del acuerdo de separación

El amor puede ser terrible en ocasiones. Cruel hasta niveles inimaginables, "hasta donde nunca ha llegado antes", incluso.

Imaginad que sois un fanático de Star Trek. Imaginad que conocéis a una bella mujer y decidís casaros con ella, convirtiendo vuestro nuevo apartamento, vuestro nido de amor, en la mayor obra en la que hayas invertido tu tiempo y dinero: una recreación  del interior de una nave cómo la U.S.S Enterprise en la que vivir juntos y explorar la inmensidad de la galaxia en una aventura continua.

¿Suena bien, no? Ahora imaginad que el amor se termina y ella pide el divorcio. Y que con la demanda exige que el apartamento en el que vivís se transforme de vuelta en uno normal para poder venderlo y repartirse así el dinero cómo parte del acuerdo de separación.

Eso es lo que le ha pasado a Tony Alleine. El amor puede ser terrible, decíamos.

LinkThe Saddest Geek Divorce Story Ever (Neatorama)

powered byDisqus