España: Un Congreso para crear y creer en Internet como fuente de valores

Hay gente que cree en los valores y en la necesidad y posibilidad de comunicarlos en Internet. Precisamente, fue mucha de esa gente la que se reunió este 11 del 11 del 11 en el I Congreso Internacional Creo en Internet, que se celebró en Madrid.

Internet ha sido señalado muchas veces como medio que "corrompe" o "sataniza" a las nuevas generaciones. Alguna vez seguro has escuchado hablar con desprecio de la Generación Google o la Generación Wikipedia, dando a la Red un significado poco favorable en cuanto a conocimiento se refiere...

Pero también hay gente que cree en Internet, y la concibe como un medio poderoso para vencer barreras y fronteras especiales y temporales, y por eso crea para la Red.

Hay gente que cree en los valores y en la necesidad y posibilidad de comunicarlos en Internet. Precisamente, fue mucha de esa gente la que se reunió este 11 del 11 del 11 en el I Congreso Internacional Creo en Internet, que se celebró en Madrid.

Así, 22 ponentes de todo el mundo, entre profesionales de la comunicación, la educación, la informática y los derechos de la infancia, se dieron cita este viernes en el Distrito C de Telefónica para compartir sus experiencias en el uso de Internet como herramienta para difundir valores.

Entre estos ponentes estuvo Gustavo Gentrala,CEO de la Agencia 101 y quién enseñó al Papa Benedicto XVI a usar el Twitter, y que afirmaba que al hacer un uso adecuado de la tecnología podemos lograr cosas maravillosas:

"Las herramientas que nos ofrece Internet son maravillosas para conseguir nuestros objetivos y lograr el éxito en un mundo mejor".

Ahora bien, ¿estamos aprovechando esa potencia de la Red para divulgar valores? Sí que hay iniciativas en la Red con fines educativos, y si vamos más allá, incluso religiosos. ¿No recordáis acaso que ya el Papa tiene Twitter y el Vaticano tiene Web? Pero... ¿Es suficiente?

Si bien los representantes de la Iglesia Católica, por ejemplo, han dejado a un lado el temor al cambio que implica el uso de la tecnología, y han dado los primeros pasos para convertir a la Red un canal de comunicación con las nuevas generaciones, como vimos en las reciente Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Madrid, da la sensación de que no es suficiente, porque ¿qué pasa con valores como la cooperación, la libertad, la solidaridad, que no tienen que ver con la religión? ¿Se comunican en forma eficiente?

En la mesa redonda "Casos de éxito en la transmisión de la fe en Internet", los ponentes contaron su experiencia en el uso de la Red como herramienta para comunicar valores religiosos. Sin embargo, no faltó la autocrítica sobre la forma en que se ha usado este canal.

Al respecto, Jesús Colina, fundador de Zenit.org y de Aleteia.org, que destacó que la Iglesia no ha sido eficiente en el uso de Internet porque emplea "el lenguaje de las homilías" y presenta un "desfase" en lo que a interactividad se refiere.

Vamos, que más o menos eso es lo que le pasa a los políticos en la Red: No encuentran el tono adecuado para comunicarse a través de este nuevo canal, ¿no os parece?

Y es que si reflexionamos... ¿Conocemos cuál es el tono ideal para comunicar valores? ¿Debe alguien regular cómo qué valores se transmiten en la Red, y cómo se transmiten? Como manifestó Carlos Salas, Director de la Información.com:

“En Internet también corren valores: Los propios internautas son los que ponen el control y actúan como firewall de lo que no les gusta (...) Internet nos permite tener un contacto con todo lo bueno y lo malo que hay en nosotros. Desde lo más tormentoso hasta lo más bondadoso. He ahí el reto de Internet y la comunicación de valores”.

Particularmente creo que la oportunidad que ofrece Internet para comunicar valores es impresionante. Lamentablemente creo la estamos desaprovechando, y es que de seguro es más fácil conseguir visitas con contenidos sensacionalistas y amarillistas que con contenidos relacionados con valores... Y es que estos últimos exigen un doble esfuerzo para realizarlos, hacerlos llamativos y lograr que se hagan virales.

A mi forma de ver, comunicar valores en Internet es todo un reto, y también una responsabilidad de quiénes comunicamos a través de la Red. Vamos, un cambio de concepto donde es necesario que se cuide la calidad del mensaje, que se transmitan valores, y que se haga de forma amena para que despierte el interés y la curiosidad de los internautas. Difícil más no imposible... ¿Estáis de acuerdo?

powered byDisqus