Chile: hoy se lanza Idea.me, plataforma de crowdfunding

Crowdfunding es el ejercicio de levantar financiamiento para un proyecto en base a las donaciones de la multitud. Es un neologismo y suena como un concepto complejo, pero en realidad es algo muy simple que existía antes que el capitalismo. Mientras el capitalismo se basa en recolectar aportes que diluyen tu propiedad, y atraen a la gente ofreciendo un pedazo del valor del proyecto, en el caso de una obrea de arte o una obra creativa en general no se sabe el valor -o el valor es inestimable- pero sí puedes saber el costo.

En ese caso puedes intentar con el crowdfunding para cubrir el costo recolectando aportes y donaciones de personas que no quieren una tajada del valor, sino que quieren ayudar a que el proyecto se realice. Cuando se construían las catedrales en el medioevo también se hacía en base a las donaciones del pueblo circundante, que complementaban el aporte original que hacía la iglesia. Los mercaderes del pueblo juntaban plata con bingos, rifas, tallarinatas bailables y otras actividades no porque quisieran ser dueños de una parte de la catedral, sino porque querían que existiera. Las  familias más ricas de la región financiaban otro tanto a cambio de poner su nombre a las pequeñas capillas laterales. Eso se sigue haciendo hasta el día de hoy, pero en la internet se ve poco porque es más masivo el otro modelo, ese donde todos quieren un porcentaje de lo que resulte.

Idea.me viene a llenar este vacío en el mercado latinoamericano inspirándose en plataformas exitosas de crowdfunding de los Estados Unidos, como es por ejemplo Kickstarter.

Ayer, en víspera del lanzamiento de la iniciativa en Chile, nos reunimos con el CEO Sebastián Uchitel, que nos contó que el desafío para los potenciales usuarios es  presentar su proyecto de manera atractiva para cautivar a la gente, y ofrecer recompensas a cambio de donaciones. Las recompensas suelen ir desde un sencillo agradecimiento para la donación mínima hasta material único para las más sustanciosas. Por ejemplo, si yo quisiera escribir un libro, y calculo que para eso necesito USD 20.000, puedo ofrecer un mail de agradecimiento para las donaciones de USD 5, una mención en los créditos para las donaciones de USD 20,  una edición autografiada para las donaciones de USD 100 y para el valiente que done USD 1.000, le dejo ponerle nombre a uno de los personajes. Eso es una recompensa creativa que no sacrifica la propiedad del libro como en el modelo de inversionistas, sino que suma valor a lo que ya es el valor intrínseco de la idea.

Ver en Vimeo

Le preguntamos a Sebastián sobre el contraste con la idea de los aportes de capital, y nos recalcó que Idea.me no buscan financiar negocios, por lo que mantienen su nicho muy definido en torno a la realización de proyectos, objetos materiales o conceptuales, y lo importante es que tengan un principio y un fin.  Se postula un proyecto explicando qué es, qué hace, en qué categoría calza y cuánto dinero se necesita. La organización de Idea.me recibe esa propuesta y decide si darle curso, en cuyo caso contactan al autor para seguir trabajando, dando origen a una presentación que usualmente combina video, fotos y texto y en donde el artista o creativo explica a la gente lo que quiere hacer. Idea.me no les pide un plan de negocios ni un presupuesto detallado (esas cosas espantan a los artistas) pero sí los asesora para que pidan una cantidad acorde a su proyecto: ni tan poco como para que luego se queden cortos, ni tanto como para que el proyecto no llegue a la meta. Esto es muy importante, porque si el artista dice que necesita USD 5.000 y no logra reunirlos, Idea.me no le pasa el dinero sino que lo devuelve a quienes donaron. Por lo mismo, el artista tiene una motivación de no dormirse en los laureles sino mover sus redes sociales al máximo para llegar a la meta. De todos modos, incluso un proyecto que no cumple la meta logra cierta figuración, y por otro lado que no lleguen a la meta en Idea.me no significa que no puedan realizarse igual, como el caso del Eolian, que no se financió en Idea.me pero igual se hizo y participó del Atacama Solar Challenge.

¿Qué tipo de proyectos pueden encontrarse? Hay de todo. Por ejemplo en Chile tienes Pewen Collector, un videojuego para iPhone que rescata elementos de la cultura indígena:

Ver en YouTube

Idea.me lleva varios meses funcionando en Argentina, de modo que en aquel país tienen más material que mostrar. Francamente hay videos extraordinarios cuyo nivel de producción sorprende como Cada día una Copita

Ver en YouTube

No hay mucho más que contar. La plataforma no está destinada más que a simplificar las cosas y posiblemente poner un filtro para seleccionar las obras más viables, pero el verdadero contenido, la magia de Idea.me está en los proyectos que se presentan. En los talentos que ahora pueden quedar al descubierto gracias a la web y a esta herramienta en vez de permanecer siempre en circuitos de poca figuración donde generalmente se relega a los artistas menos populares o sin amigos famosos.

Los dejamos con algunos proyectos en curso que están esperando tu aporte.

We Are Sudamerican Beats

Ver en Vimeo

Vinos de Chile

Ver en YouTube

R3DESCUBRE

Ver en YouTube

 

 

 

powered byDisqus