Estimulación magnética podría obligar al cerebro decir la verdad

Quizás cuánto más sencilla podría haber sido la vida de Jack Bauer si hubiera dispuesto en la CTU de un dispositivo que se rigiera por la estimulación magnética para obligar a decir la verdad, tal como propone un estudio estonio.

Según dos investigadores del país báltico, el estudio en que colocaron imanes en lugares especiales del cerebro, resultó exitoso. Aseguran que al generar los impulsos magnéticos en la corteza dorsolateral prefrontal (CDP), disminuían ostensiblemente las probabilidades de que los evaluados pudieran decir mentiras (o la verdad).

La prueba la aplicaron sobre 16 personas (voluntarias todas) y determinaron que “los que tenían su CDP izquierdo estimulado, mintieron más seguido, mientras que los que tenían en CDP derecho estimulado era más probable que dijeran la verdad”.

Los científicos -Inga Karton y Talis Bachmann- reconocen que la muestra del estudio es muy pequeña, pero afirman que “el sentido del bien y el mal no sólo está basado en construcciones sociales como las creencias culturales o religiosas, sino más bien en nuestros mecanismos cerebrales”.

Si bien la muestra utilizada difícilmente resulta concluyente para cualquiera, es de suponer que la pareja de científicos estonios seguirá desarrollando su investigación, ya que tal como podría haber sido una herramienta útil para Bauer, perfectamente podría serlo para la interrogación de imputados y testigos en juicios reales. Tiemblan los polígrafos.

Y fantaseando aún más, si se le llega a dar un uso doméstico, pobres de aquellos que suelen tener reuniones laborales hasta altas horas de la madrugada, porque literalmente se les acabaría la fiesta…

Link: Magnetic Pulses to the Brain Make it Impossible to Lie: Study (International Business Times)

powered byDisqus