NCTA 2011: La apuesta del cable para evitar que se lo devore internet

Los operadores de cable están metidos en un problema. Es algo que se ha hecho evidente desde que servicios como Netflix y Hulu comenzaron a operar en Estados Unidos, pero también gracias a que cada vez es más fácil conectar la TV a internet y conseguir contenidos ahí. ¿Para qué pagar por TV cable si puedo conseguir los programas que quiero de una forma más barata por otra vía? Es una pregunta que se han hecho muchos y que tiene a los empresarios del cable, presentes esta semana en la feria NCTA, nerviosos.

Según una encuesta de Nielsen publicada recientemente, mientras más vemos video en la web, menos tiempo pasamos frente al televisor tradicional. Estamos reemplazando el tiempo de televisor por tiempo online, una tendencia que según Nielsen es más fuerte entre las personas entre 18 y 34 años.

Se trata de una estadística que viene a ser un desafío para la industria de la TV, que sostiene que la web es un complemento y no una competencia. Para estas empresas es un complicado dilema: por un lado entregan la banda ancha que permite que sistemas como Netflix funcionen, mientras que por otro compiten con ellos por la audiencia en los contenidos de televisión.

TV cable sin cable

El presidente del operador de cable estadounidense Comcast, Neil Smit, lo pone así: "tenemos que ser flexibles. El 50% de los usuarios usan herramientas para ver los contenidos de forma remota. El 20% está bajando contenido aparte. El iPad es una herramienta emocionante para unir varias plataformas".

Aunque el iPad es sólo un ejemplo, la idea es esa: la llamada "TV Everywhere" o TV en todas partes. El modelo es el siguiente: cuando me suscribo a un plan de cable, lo que obtengo no sólo son cientos de canales en el televisor, sino que esa programación se podrá ver en todas las plataformas que yo quiera, sin necesidad de conectarme físicamente a un cable. Es decir, podré sintonizar todos los canales de mi plan de cable desde tablets, smartphones, computadores y también televisores, pagando una única suscripción.

"El 20% del tráfico de internet en la hora punta en Estados Unidos proviene de Netflix. Los usuarios ya son multipantalla, el asunto es cómo el cable puede actualizarse y seguir esa tendencia", dice Damian Mulcock, vicepresidente de Multipantallas de la empresa SeaChange, que provee la tecnología que permite el streaming de programación a distintos dispositivos.

"Tenemos gran infraestructura, buenas relaciones de contenidos y una sólida base de clientes, pero no hacemos bien el traspasar contenido de un lado a otro", reconoce Michael Fries, CEO de Liberty Global, que opera una decena de operadores de cable en el mundo, incluyendo VTR en Chile. La idea es mejorar eso.

Puesta en marcha

Los canales han sido los primeros en apostar por sistemas de este tipo. HBO lanzó a principios del año pasado HBO GO, un servicio que permite ver todos los contenidos del canal vía internet. El sistema se expandió este año agregando aplicaciones para ver los contenidos desde equipos con iOS o Android. Para acceder al servicio no hay que pagar extra, sino que basta con ser suscriptor del canal en algunos servicios de cable (en EE.UU.).

ESPN es otro canal que hizo algo similar, lanzando una aplicación el año pasado llamada "Watch ESPN", que permite ver el canal desde el iPhone o iPad si es que eres suscriptor de algunos servicios de cable.

La idea también ha llegado a los proveedores. En Inglaterra, Virgin Media ofrece un "media player" que permite ver los canales de su señal de cable vía web, o a través de dispositivos, aunque con cobros extra por el servicio. En Chile, VTR lanzó "GO VTR", que funciona igual pero es gratis para los suscriptores del servicio de cable.

En el resto del mundo, alrededor de 50 empresas están trabajando en esto, pero se supone que veremos más compañías ofreciendo el sistema dentro de poco.

Uno de los requerimientos para que esto funcione será la conectividad, porque para transmitir todo por streaming se necesita que los clientes tengan una buena conexión a internet. De este modo, es probable que estos servicios se demoren en entrar en los países latinoamericanos, donde la conexión no suele ser ni buena ni barata.

Aun así, las empresas están apostando por hacer este cambio - aunque no todas están muy seguras de las consecuencias que tenga y si de verdad con eso se le hará frente a la avanzada de contenidos por internet.

Como sea, la apuesta está sobre la mesa. ¿Qué crees tú? ¿Logrará el cable ganarle la pelea a los servicios de TV por internet?

powered byDisqus