Linus Torvalds habla sobre las distribuciones, los escritorios y las ideologías

El creador de Linux está en contra de que exista una ideología única en el software libre.

En una reciente entrevista publicada por el diario argentino Página 12, Linus Torvalds se refirió a varios temas que siempre causan discusiones entre los detractores y fanáticos del sistema operativo Linux.  En la entrevista, y como es su conocido estilo, Linus toma una postura relajada y abierta respecto a lo que los demás piensan de su sistema operativo y de cómo debiese ser la comunidad del código abierto.

Como el crecimiento de Linux siempre ha sido gradual, sólo al mirar hacia atrás Linus se da cuenta de que ha crecido en una forma que era imposible imaginar en sus inicios. Recordemos que en su primer anuncio público sólo se trataba de un proyecto sin mayores ambiciones, o como él lo suele decir "sólo por diversión".  Para diferentes personas tiene también distinto significado, para Linus sigue siendo una entretención, pero también es motivante ver que su trabajo se convirtió en algo que cambió la vida de mucha gente:

Todos queremos sentirnos relevantes, y pensar que estamos haciendo una diferencia en este mundo. Tener un trabajo donde uno se siente productivo, y saber que el trabajo que uno hace “importa” es un gran desafío.

En cuanto a elección de una distribución, para Linus se trata de un simple motivo práctico: aquella que le permita tener un entorno de trabajo funcional con poco esfuerzo.  Reconoce que sus necesidades son diferentes al resto de la gente, y que además hoy en día el sistema subyacente no hace mayor diferencia.  A mucha gente le basta con tener acceso a un navegador, correo electrónico o administrar sus fotos, no le interesa la complejidad de mantener un computador sólo para eso y así lo demuestra la explosión de teléfonos móviles inteligentes y tablets.

Justamente en ese ámbito Linus destaca a la plataforma Android como un ejemplo de cómo el software libre o de código abierto puede entregar poder a las personas.  En este caso, el sistema operativo Linux fue utilizado de una forma totalmente diferente la que fue concebido.  Ya no sólo se trata de un sistema que es rey en el mundo de los servidores, sino que ha sido adaptado para estar en el bolsillo de mucha gente y formar parte importante en el día a día de esos usuarios.

Me estoy alejando de GNOME 3

Linus usa Fedora por motivos históricos, como muchos usuarios no es un fanático de una distribución en particular, simplemente es la que en algún momento le acomodó usar y no ha encontrado motivos para mirar hacia el lado.  Linus dice que hay usuarios que se sienten cómodos con distribuciones que usan componentes ultra probados y estables, pero hay otros - como él - que se siente a gusto probando cosas nuevas que no necesariamente están funcionando sin problemas.  En ese aspecto también se refiere a Ubuntu y cómo esta distribución se ha atrevido a hacer cambios innovadores, presentando una alternativa atractiva a quienes quieran experimentar con nuevas propuestas.

Pese a lo anterior, en el mundo de los entornos de escritorio se muestra mucho más conservador, y eso tiene su explicación:  El escritorio es con lo que se tiene que lidiar directamente, y uno se acostumbra a un determinado patrón de uso.  Fue por eso que migró de KDE cuando quisieron cambiar todo en KDE4, y dice que por lo mismo ahora se está alejando de GNOME 3.

No debiera haber UNA ideología

Una parte muy interesante de la entrevista, y es un tema que siempre sale a discusión, es si existe o no una ideología en el proyecto Linux o en el código abierto.  La respuesta de Linus es que no debiese existir UNA ideología, sino que varias ideologías:

Yo lo hago por mis propias razones, otra gente lo hace por sus razones. Creo que el mundo es un lugar complicado, y la gente es un animal interesante que hace cosas por razones complejas. Por ello no creo que debiera haber “una” ideología.

Algunos creen que el código abierto es una buena forma de contribuir a construir un mundo mejor, y aunque eso dista de la motivación de Linus para iniciar el proyecto, no deja de llenarlo de emoción.  Así también hay empresas que usan o contribuyen al código abierto simplemente porque es bueno para sus negocios, lo hacen por dinero y es también otra forma válida de ideología.  Por lo mismo, muchas compañías de hardware hoy dan soporte a Linux y eso se puede ver en el nivel de participación que tienen en distintos aspectos del sistema, aunque aún hay algunas con las que es difícil de trabajar y cita el caso de NVIDIA y los fabricantes de chips de red inalámbrica.

Que le den al sistema su propio nombre

Linus dice que se ha reunido con Richard Stallman - líder del proyecto GNU - en varias ocasiones, pero justamente no está de acuerdo con él ya que Richard es de los que abogan por una sola ideología.  Es además conocido el esfuerzo de Richard y los seguidores del proyecto GNU por llamar al sistema GNU/Linux y no sólo Linux a secas.

Yo nunca usé el nombre GNU. Linux nunca fue un proyecto de la Free Software Foundation, y la FSF jamás tuvo nada que ver con él"

Linus reconoce que el sistema que conocemos como Linux se apoya en trabajo de otras organizaciones, y no desmerece el aporte del proyecto GNU, específicamente en lo que respecta a las herramientas de compilación.  Sin embargo, cree que cualquiera puede llamar a un sistema basado en Linux de la manera que le parezca mejor.  Es así como ve que está bien que las distribuciones adopten su propia identidad y usen nombres como Fedora, Ubuntu, etc, por lo que la Free Software Foundation es libre de llamarlo GNU/Linux si así lo desea.

Si la FSF quiere llamarlo GNU/Linux, ¿por qué debería preocuparme? Después de todo, no tiene mucho más sentido que el llamarlo como un tipo de sombrero".

Links:
- Diálogos : "Muchas patentes son totalmente ridículas" (Página 12)
- INTERVIEW EXCLUSIVE Linus Torvalds, creator of Linux, open operating system (Mariano Blejman)

powered byDisqus