Los vehículos con los que viaja Barack Obama por el mundo

Estados Unidos no deja nada al azar cuando viaja su presidente.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aterrizó hoy en Chile después de pasar por Brasil. Como se sabe, las visitas oficiales del mandatario estadounidense siempre significan un despliegue increíble de operativos de seguridad, agentes del servicio secreto, policías, instalaciones especiales y la preparación de algo que no se puede dejar al azar: el transporte.

El presidente de Estados Unidos no vuela en cualquier avión y no viaja en cualquier auto: trae todo especialmente revisado y lo traslada a donde sea que vaya. En esta ocasión, además del Air Force One, viene su limusina especial y otros siete autos blindados de su escolta.

Air Force One

"Air Force One" es en realidad el nombre que han llevado todos los aviones oficiales que han transportado al presidente de Estados Unidos. Actualmente, el avión es un Boeing VC-25, una versión militar del Boeing 747. La aeronave tiene una superficie de 370 m² y tres pisos, que han sido remodelados de acuerdo a las necesidades del mandatario.

La cubierta más baja corresponde al lugar para el equipaje. La segunda y la primera cubierta son el área para los pasajeros, donde caben 70 personas. En la parte de adelante está lo que se suele llamar "la Casa Blanca" dentro del avión, donde se ubica la suite donde el mandatario puede descansar, que incluye dos sillones que se pueden convertir en camas. También hay un baño con ducha, y una oficina privada (o la "Sala Oval" dentro del avión).

La nave también tiene un salón de conferencias, usado para reuniones durante los viajes. En el salón hay un televisor de 50 pulgadas que puede ser usado para teleconferencias. El avión tiene un completo equipo de telecomunicaciones, incluyendo 87 teléfonos y 19 televisores.

También hay un anexo médico que incluye una pequeña mesa de operaciones, una farmacia e implementos médicos. En cada vuelo van también un médico y una enfermera.

Por supuesto, la nave cuenta con su propia cocina, y el presidente tiene un menú especial diferente al del resto de la tripulación.

También hay habitaciones separadas para visitas, oficiales y agentes del servicio secreto, además de un salón para la prensa que acompaña al mandatario.

La nave puede volar 12.600 kilómetros sin necesidad de recargar combustible, y en caso de necesidad puede ser recargado mientras vuela por un avión - tanque.

Más aviones

Además del Air Force One, vienen una serie de aeronaves adicionales. Uno de ellos es un Boeing C-17 "Globemaster III", que transporta a la limusina oficial y otros vehículos de seguridad. También viaja un helicóptero Sikorsky SH-3 Sea King, que es operado por la Marina de Estados Unidos, al que se le suele llamar "Marine One" cuando el mandatario va a bordo. Este helicoptero, al igual que la limusina oficial, viaja a todas partes donde va el presidente y en ocasiones funciona como parte de la escolta.

La Bestia

El "Cadillac One" o "La Bestia" es en realidad una limusina fabricada por General Motors en 2009 que no se asemeja a ningún otro Cadillac del mercado. La mayoría de los detalles del vehículo son secretos debido a razones de seguridad, aunque se sabe que tiene un blindaje de al menos cinco pulgadas, que las ruedas resisten pinchazos y balazos, y que sus puertas pesan lo mismo que una puerta de cabina de un Boeing 757. El estanque de combustible es a prueba de filtraciones e invulnerable a explosiones, y el interior del auto está sellado contra ruidos y ataques bioquímicos: tiene su propio estanque de oxígeno y sistema anti-incendio.

El auto también tiene armas de ataque: en la parte de adelante hay unos agujeros por los que se puede emitir gas. También tiene granadas de humo. La limusina incluye un sistema de video que permite al conductor manejar a pesar del humo. Bajo el asiento del conductor, además, se ubica una escopeta.

La limusina también puede ser sellada como una bóveda de banco, permitiendo que sólo el servicio secreto pueda abrirla.

Dentro del auto caben siete personas, y la parte frontal está dividida de la trasera por un vidrio. Los asientos son negros y se pueden reclinar de forma individual.

Escolta

Normalmente compuesta de 20 a 30 vehículos, en esta ocasión incluye sólo a 7 autos que trasladan a funcionarios y agentes de seguridad. Se trata de limusinas modificadas en su mayoría.

Uno de los autos que destaca es el USSS Electronic Countermeasures Suburban, vehículo que sigue a la limusina presidencial y que se utiliza para contrarrestar ataques. Incluye misiles anti-tanque y granadas entre su armamento, y es tripulado por agentes del servicio secreto.

powered byDisqus