Japón: Impactante explosión en planta nuclear de Fukushima (Video)

La reciente explosión ocurrida en la planta nuclear Fukushima en Japón nos trajo de vuelta al tristemente célebre accidente de Chernóbil

Ver en YouTube

Como consecuencia del fuerte terremoto de magnitud 8,9 en la escala Richter que afectó a Japón, seguido de un devastador Tsunami que arrasó con gran parte de la zona costera ubicada hacia noreste de ese país, debieron ser paralizadas 11 de las 54 plantas nucleares que suministran energía eléctrica.

Una de estas centrales, conocida como Fukushima, es la que presenta la mayor cantidad de daños post cataclismo, lo que al día de hoy se tradujo en una impactante explosión que afectó a una parte del edificio externo que sirve de contención del núcleo.

Dentro del complejo esquema de diseño de una central nuclear, existen dos puntos que son especialmente sensibles para su normal operación: el reactor (que debe permanecer aislado y a una temperatura estable cercana a los 300 grados) y el sistema de refrigeración del mismo.

En el caso de la central nuclear Fukushima, esta cuenta con seis reactores de agua en ebullición BWR (Boiling Water Reactor), de los cuales tres se detuvieron automáticamente a consecuencia del terremoto mientras que los otros se encontraban detenidos por mantención.

Por lo que se sabe como consecuencia del terremoto y tsunami toda la planta se habría quedado sin energía eléctrica (incluso los sistemas de emergencia habrían resultados dañados), lo que no habría permitido mantener operativo el sistema de refrigeración provocando una disminución del nivel del agua dentro del núcleo y el consiguiente aumento en la temperatura interna y, en general, de la presión del recinto donde que contiene al reactor.

Como parte de las medidas que permitiesen evitar un problema mayor, los operadores de la central optaron por liberar parte de los gases y vapor que se encontraban ligeramente contaminados al interior de la planta. Algo que al parecer no tuvo los resultados esperados en vista de la explosión que se produjo en el día de hoy.

Claro al ver las imágenes de inmediato se nos viene el recuerdo del accidente ocurrido en Chernóbil en el año 1986, considerado como de Nivel 7 en una escala del 0 al 7 (hasta el momento lo que sucede en Japón ha sido catalogado como de Nivel 4, lo que quiere decir que el nivel de peligro se encuentra aún contenido al interior de la planta).

Pero, ¿qué tan comparables pueden ser ambos accidentes?

El diseño de los actuales reactores nucleares occidentales (utilizados por los japoneses) contempla el uso de un edificio de contención de varias capas. Existe un edificio externo -por lo general de hormigón- encargado de retener los gases y vapores generados al interior, pero que no esta diseñado para contener al núcleo del reactor en caso de un accidente importante.

En el caso del núcleo este se encuentra contenido en una gran vasija de acero similar a lo que podría ser una olla a presión (en su interior no sólo se encuentra el combustible nuclear, sino que también todos los sistemas considerados como primarios y de control). Esta vasija esta construida utilizando un acero especialmente diseñado para la ocasión y cuyas paredes pueden alcanzar los 15 centímetros de espesor.

De esta manera si se llegase a producir un accidente con fusión total o parcial, el núcleo fundido se derramaría al interior de la vasija, evitando de esta manera que se liberasen al exterior materiales radiactivos.

Esto es precisamente lo que ocurrió en el accidente de la central Three Mile Island (Estados Unidos) en 1979 y que fue catalogado como de Nivel 5, en donde una parte importante del núcleo del reactor se fundió pero quedando todo el material radiactivo confinado al interior de la vasija sin que se produjeran fugas hacia el exterior.

Esta es la diferencia clave respecto a lo que sucedió en Chernóbil, ya que el diseño de los reactores soviéticos no consideró este sistema de protección para el núcleo del reactor. Provocando que, una vez fundido el núcleo del reactor, el material generado en el proceso se derramara al interior de la planta logrando salir hacia el exterior.

Ahora las autoridades japonesas anunciaron que intentarán rellenar con agua de mar mezclada con ácido bórico la estructura que contiene el reactor, junto con afirmar que se han reducido los niveles de radiactividad medidos en la zona. De todas maneras ya se evacuó a la población en un radio de 20 kilómetros alrededor de la planta y se comenzó a distribuir entre la población que podría haberse visto expuesta dosis de yodo, con la finalidad de prevenir el cáncer de tiroides (principal causante de las muertes producidas luego del accidente de Chernóbil).

Links:

powered byDisqus