El futuro de los medios de comunicación

El Foro Mundial de Editores de prensa que se termina hoy en Hamburgo ha sido el lugar elegido para presentar un informe sobre el estado y valoración de las redacciones de prensa. La consultora McKinsey & Company ha sido al encargada de realizar este estudio, para el cual han contado con más de quinientos medios de comunicación y en él que se recogen tanto valoraciones sobre la situación general de los medios como sus perspectivas de futuro.

Se echa en falta alguna valoración sobre el valor de la inmediatez y las actualizaciones constantes que suponen los medios en Internet y sobre el papel de la tecnología personal que usa el periodista (el redactor que puede complementar su labor informativa con soportes audiovisuales capturados y emitidos desde su smartphone, por ejemplo).

Los medios de prensa tradicionales, con soporte en papel, fueron algunos de los primeros en sumarse a la revolución digital durante la década de los 90, aunque no siempre con políticas acertadas y siempre con la cuestión del papel como soporte principal del fondo. La proliferación de medios en Internet y los blogs personales también sacudieron fuertemente sus cimientos, haciéndoles perder importancia como canales de comunicación privilegiados. Pero tampoco han acabado con ellos, como otros muchos vaticinaron.

Junto a la cuestión del papel, el carácter gratuito o no de la información en las ediciones digitales es otro de los debates que llevan años vigentes, con movimientos erráticos de diferentes cabeceras que han pasado de la suscripción de pago al acceso libre y viceversa. Al respecto de esto, el estudio recoge que el 35% de los editores consultados creen que el modelo gratuito seguirá siendo el más habitual, mientras que un 17% tiene dudas al respecto. La gran mayoría apuesta también por el mantenimiento de los medios en ambas plataformas, impresa y digital.

Sorprende el dato sobre las redacciones digitales. Mientras que en América del Norte la gran mayoría de periodistas y editores dicen ser conscientes de que trabajan en un entorno multimedia integrado con Internet, esa idea es mucho menor en Europa (un 38%). Un dato extraño que tiene que ver más con la propia percepción de su trabajo por parte de los periodistas europeos que la realidad de sus propios medios (¿redacciones sin conexión a Internet?, ¿Sin imágenes digitales?).

Quizá esto pueda explicar también que casi una cuarta parte de los encuestados (especialmente los de mayor edad y menos acostumbrados a la Red) opinen que la principal amenaza a la que se enfrenta la prensa sean precisamente los propios  medios digitales. La perdida de lectores jóvenes es, sin embargo, el mayor peligro para los medios, según un 37%. Una amenaza que sin duda corren junto a los otros editores de cualquier soporte impreso como libros, revistas, etc.

Otro dato interesante es el papel del fenómeno de las redes sociales. El 90% de los encuestados (por lo general menores de 35 años) los califica de fundamentales y aboga por algún modo de feedback con ellos. Algo que parece ya obvio si tenemos en cuenta que el promedio de lectores que van a acceder a los medios en Internet (más de la mitad) lo harán desde dispositivos móviles que integran ya accesos a estas redes.

Link: ¿Es este el futuro de las redacciones? (ABC)

powered byDisqus