Buick Streamliner 1948

1948-Buick-Streamliner-003

El auto que están viendo en la foto no es un render. Es un modelo real y detrás de él hay una historia muy interesante.

Es el fruto de más de dos años de trabajo del ingeniero mecánico Norman E. Timbs, que a mediados de los años 40 visualizó el modelo en su imaginación y lo completó prácticamente solo, a sabiendas que nunca sería un modelo de serie, sólo por darse el gusto de verlo terminado.

Timbs trabajó sobre un chassis hecho en tubos de acero de 5", y sobre él, pidió a Emil Diedt generar, prácticamente a mano, la carrocería en aluminio, que por sí sola costó la mayor parte de la plata involucrada en el proyecto.

El automóvil tenía el motor en la parte trasera, y se trata de un "Buick Super 8", o sea un motor de ocho cilindros en línea de 4000cc y 200HP.  No es mucha potencia comparado con máquinas actuales, pero resultaba suficiente para mover sus 1044Kg a casi 200 Km/h. Para que se hagan una idea, eso es más o menos lo que pesa un Yaris Sport.

Durante algunos años el Streamliner se paseó por ferias y exhibiciones, ocupando también las portadas y páginas de diversas revistas especializadas como Motor Trend, Mechanix Illustrated, Popular Mechanics y Motor Life. Finalmente, en el año 1952, un californiano de nombre Jim Davis (a lo mejor el mismo de Garfield, quién sabe) compró el Buick Streamliner por un precio que no hemos logrado averiguar. Se dedicó a pasear por las playas de California luciendo su joyita, y siguió mostrándolo en revistas especializadas y otras no tanto. Sin embargo, de ahí en adelante la historia prácticamente se pierde y para muchos entendidos el auto dejó de existir en algún momento de los últimos 50 años.

Cuál no sería su sorpresa cuando en el año 2002 el Buick Streamliner fue hallado en mitad del desierto de Arizona, hecho bolsa y decolorado por el sol, pero perfectamente restaurable en la medida que alguien se interesara en hacerlo.

1948-Buick-Streamliner-009

Dicho y hecho. La casa de subastas BJ auction lo vendió por un poco más de USD  17.000 a Dave Crouse, quien a su vez lo vendió a Gary & Diane Cerveny en Malibú, California. El matrimonio demoró nada menos que ocho años en hacerle una restauración completa y exacta y, a contar del presente año, el Buick Streamliner volvió a exhibirse en el Amelia Island Concours d'Elegance.

Tuvieron que pasar 50 años para que el Buick Streamliner volviese a rugir y a dejar sin aliento a los expectadores de las exposiciones en donde lo van mostrando. A veces un objeto inanimado debe atravesar odiseas dignas de tragedia griega para ocupar la posición que el destino le ha reservado.

Links:
1948 Buick Streamliner by Norman E. Timbs (The Coolist)
1948 Norman E. Timbs Buick Streamliner (Supercars)

powered byDisqus