Montaña rusa Manta de SeaWorld Orlando [FWLabs]

Ver en Vimeo

Hace unas semanas nos llegó un Twitter de @realshamu, la ballena del parque de entretención SeaWorld en Orlando, invitándonos a ser el primer blog hispano del mundo en subirnos exclusivamente a su nueva montaña rusa Manta a dos días de su inauguración.

Como ya habíamos sido testigos de su construcción, decidimos aceptar y enviar al más pesado de los editores de FayerWayer, para ver si la montaña rusa de más un kilómetro de largo podría resistir estructural y emocionalmente nuestro FWLabs. Los resultados, en el video. Pero antes, los datos técnicos de la atracción:

  • Altura: 43 metros
  • Caída libre más alta: 34 metros
  • Longitud total: 1.024 metros
  • Velocidad máxima: 90km/h
  • Inversiones completas: 4
  • Sacacorchos: 2
  • Giros de 360 grados: 1
  • Duración del viaje: 2 minutos 35 segundos
  • Capacidad máxima 1.500 personas por hora (3 carros de 8 filas con 4 asientos cada uno)

Las 4 inversiones completas y sus 2 “sacacorchos” la hacen ser una de las pocas montañas en el mundo en tener un “Pretzel Loop” (media inversión de bajada terminando en una media inversión de subida). Manta es la segunda montaña rusa más larga, alta y rápida del mundo detrás de “Tatsu” que se encuentra en California.

La experiencia

Manta es de esas montañas rusas originales que desafían la lógica de una montaña rusa tradicional. Al sentarse en ella, los ocho carros de 4 asientos cada uno se inclinan en una posición en la cual te encuentras casi paralelo mirando al suelo. Esto hace que experimentes la sensación que estás volando sobre los rieles colgado de los hombros.

Cuando el carro llega a la cúspide de 43 metros de altura, y al estar boca-abajo mirando el suelo, uno siente un alto nivel de inseguridad. Para los más débiles, o para los que fueron forzados a montar a Manta, este es el momento de mayor arrepentimiento. Lamentablemente para ellos, en ese instante, no existe una tecla ESC que presionar.

Cuando el carro se separa de las cadenas que lo llevó a la cima y comienza la caída libre, es donde te das cuenta que la posición en la que te encuentras no es natural. Esto hace que sea muy difícil de predecir lo que a continuación vas a experimentar.

Todos los giros y vueltas generan una fuerza de gravedad muy pronunciada tanto al viajar mirando hacia abajo y al momento de girar a 180 grados y continuar el viaje de espalda mirando al cielo. Este es el momento que te hace sentir una increíble presión sobre el pecho que dura unos 2 a 3 segundos... casi inaguantable.

Para los más miedosos

Manta es considerado por los expertos, como una de las atracciones más inteligentes y seguros. Tiene un sensor óptico en la parte delantera del tren que emite haces de luz para comunicarse con su entorno. Estos son más sofisticados que los tradicionales magnéticos o electrónicos utilizados en la mayoría de las montañas rusas.

Dicho sensor además se comunica con la sala de control central, mientras el tren está en movimiento, alimentando la computadora central con información desde la velocidad y ubicación de cada tren. Además confirma en tiempo real que todos los controles de seguridad están en su lugar monitoreando todas las partes y piezas de los carros, desde las ruedas hasta los cinturones de seguridad.

Manta posee un sistema de zonas que comprueba en tiempo real la ubicación del tren en un momento dado, garantizando que nunca existan más de un tren en una zona o perímetro predeterminado. Esta supervisión computarizada se lleva a cabo a través de sensores magnéticos y electrónicos que se comunican entre sí y culminan en el mando de control. Hay un total de 6 zonas en Manta

Conclusión

Si viajas a Orlando, y te gustan estas experiencias, no te lo puedes perder.

Lo Impresentable™

  • Como es una atracción nueva, el tiempo de espera para montar a Manta podría llegar a más de 60-90 minutos en temporada alta según estimaciones de algunos expertos no asociados con el parque con los cuales conversamos.
  • La caída inicial es un tanto lenta y no se siente el efecto de caída libre y de velocidad inicial como en otras montañas rusas menos rápidas.
  • Si uno se ubica en los asientos centrales de los carros 3 y 4, la experiencia total disminuye significativamente.

Lo Imperdible™

  • Posición paralela al suelo da la impresión de inseguridad y de estar volando, lo que hace el viaje totalmente impredecible.
  • Increíble sensación de altura
  • Efectos de agua y de cercanía al suelo y árboles asustan sorpresivamente
  • Gran sensación de gravedad al momento en que se produce un giro de 180 grados y uno viaja por breves segundos de espaldas al suelo mirando el cielo

FW BonusTrack™

Nos subimos a cada uno de los carros, y definitivamente, el mejor asiento se encuentra en la última fila al extremo izquierdo, ya que es el lugar en que más cerca se encuentra del suelo, agua y árboles al momento de girar.

Link: Ride the Flying Ray (SeaWorld Orlando)

powered byDisqus